Menú Cerrar

Hajime no Ippo: no sabes de lo que te pierdes

hajime no ippo

Hajime no Ippo: no sabes de lo que te pierdes

Si en este momento estás buscando una historia entretenida y simple, pero con una buena dosis de calidad narrativa, creo que tengo el candidato ideal para ti: Hajime no Ippo.

Para los fanáticos del anime, este nombre seguramente es bastante reconocible, sin embargo, para los aficionados más casuales hasta la pronunciación del nombre debe resultar bastante extraña.

Lo cierto es que hay muchas cosas interesantes que decir sobre este show y, con suerte, este artículo te llevará a darle al menos una oportunidad. ¡No pares de leer!

Nota: ¡sin spoilers!

Sinopsis de Hajime no Ippo

Hajime no Ippo es un anime de deportes que nos cuenta la historia de Makonouchi Ippo, un joven estudiante que es constantemente bulleado hasta que es salvado por un boxeador profesional.

Impresionado por la habilidad de este sujeto, Ippo se enamora del boxeo y decide unirse a un gimnasio para aprender más sobre el mismo.

Su entrenamiento revelará que Ippo tiene muchas cualidades para tener éxito en este deporte y, quizás, convertirse en un verdadero campeón.

¿Te la recomiendo?

Hajime no Ippo es una de esas series de emociones intensas que hacen que te sientas inspirado al final de cada arco narrativo.

Dicho esto, es muy probable que no sea para todo el mundo, ya que, además de ser un anime, es una historia con pocas “sorpresas”.

La cuestión es que aún así lo que hace lo hace tan bien, que sin duda se vuelve memorable para aquel que disfruta las escenas de acción y las historias de combates imposibles de ganar.

En lo personal, Hajime no Ippo se convirtió rápidamente en uno de mis animes favoritos, y creo que tiene mucho para ofrecerte a ti también.

Fortalezas y debilidades de Hajime no Ippo

Antes mencioné que Hajime no Ippo no es para todos, y por eso quiero ser justo ofreciéndote una revisión detallada de las distintas fortalezas y debilidades de la serie.

Así, podrás determinar por tu cuenta si será algo que disfrutarás o no. ¡Aquí vamos!

En el medio: los personajes son simples, pero sólidos

Hajime no Ippo no se caracteriza por tener personajes muy profundos o complejos que digamos. Si eres de los espectadores que buscan eso siempre en una historia, este show te decepcionará.

Ahora, el hecho que no sean particularmente complejos, no hace que sean malos. Lo cierto es que los personajes son tridimensionales y se sienten reales, pero no albergan grandes dramas ni tampoco están metidos en situaciones extrañas y creativas.

La mayoría son simples boxeadores con una gran ambición por llegar lejos en su profesión y ya.

Dicho esto, la buena noticia es que eso es todo lo que necesita la serie para hacerlos bastante entretenidos y fáciles de querer, por lo que te sorprenderás de lo rápido que te emocionas al verlos tener éxito o te entristeces al contemplarlos fallar.

Si no eres tan exigente con la complejidad de los personajes de las historias, sino que simplemente disfrutas a los que están bien construidos, lo más probable es que este detalle no sea malo para ti. ¡Por eso lo pongo en el medio!

En el medio: la trama también es bastante simple

De la misma forma, la estructura de la trama de Hajime no Ippo alberga muy pocas sorpresas. Básicamente, todos los arcos de la serie se pueden resumir así:

  1. Entrenamiento.
  2. Se anuncia un oponente.
  3. Se introduce un conflicto en el personaje principal que va a pelear.
  4. Se introduce una razón por la que el personaje principal quiere ganarle al villano.
  5. Llega la pelea.
  6. Se acaba la pelea.

Esta es una fórmula que se repite una y otra vez, pero la buena noticia es que Hajime no Ippo la hace tan bien, que nunca se vuelve aburrida.

De todas formas, si no eres fan de esta clase de historias “cíclicas”, te recomendaría que mejor vieras otra cosa.

Muy a favor: las peleas son extremadamente emocionantes

Ahora, dentro de la estructura que mencioné antes, lo cierto es que la parte de las peleas es por mucho la más emocionante.

Esto, en buena medida, se debe a que la construcción de los elementos que llevan a la pelea son geniales y se disfrutan a su manera, pero es incuestionable que los puntos más memorables de la serie llegan cuando los personajes se suben al ring.

Incluso si no te gusta el boxeo, créeme que empezarás a apreciarlo gracias a esta serie, que se enfoca más en el aspecto deportivo y táctico del boxeo en lugar de quedarse solo con la parte más “machorra” del mismo (aunque hay mucho de eso, por supuesto).

Las peleas son el momento en el que todo el entrenamiento y esfuerzo de los personajes se pone a prueba, y depende de ellos llevar a sus cuerpos al límite y demostrar que todo el tiempo que invirtieron no fue en balde.

Hay demasiado juego en estas escenas y es por eso que cada golpe se siente importante.

A eso, añádele que la animación de los puñetazos está cargada de intención y peso, y créeme que te esperan varias experiencias inolvidables.

A favor: es una serie bastante divertida y épica al mismo tiempo

Una de las ventajas que tiene Hajime no Ippo al ser una serie tan “simple” en su construcción narrativa, es que es perfectamente capaz de dotarle a su mundo un aire de “normalidad”.

Los personajes constantemente juegan y bromean entre ellos como verdaderos amigos, hasta el punto que rápidamente te recordarán a tus propios compadres o algún hermano que tengas.

Aquí no hay conspiraciones de la mafia ni tampoco una Guerra Fría que hace que los combates representen una lucha más grande y colosal.

Sin embargo, eso no evita que la serie esté repleta de momentos épicos que lograrán que se te erice la piel.

Esta combinación entre comedia, acción y momentos épicos es algo que definitivamente creo que vale la pena experimentar, y por eso lo pongo como un punto a favor.

En contra: el protagonista puede ser un poco desesperante

No me malinterpretes, Ippo es un gran protagonista y la serie aprovecha al máximo su personalidad mansa y compasiva para potenciar la historia… pero creo que igual a muchos les parecerá extremadamente llorón y cobarde de vez en cuando.

Esto no sería un punto en contra si no fuera porque la progresión de Ippo en este aspecto es bastante lenta, y no se siente que sea alguien muy distinto al final de la historia a pesar de que pasó por muchas cosas.

Nota: bueno, para matizar un poco ahí, la serie todavía no ha acabado. De hecho, otro problema que tenemos es que Hajime no Ippo es de esos mangas que constantemente entra en periodos de hiatus.

Si te causa violencia ver a protagonistas débiles y extremadamente mansos, entonces es muy probable que Hajime no Ippo te frustre más de lo que te guste.

¡Y con eso acabamos! Espero que este contenido te sirva para tomar una decisión por tu cuenta.

Si al final decides darle una oportunidad a esta serie, ¡asegúrate de decirme lo que pensaste de ella en los comentarios!

Publicado en Series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.