La muerte de un personaje: los elementos que la hacen memorable

Independientemente del tipo de series, películas y libros que te gusten, lo más probable es que  muchos de los momentos más emotivos e inolvidables que hayas vivido en tus historias favoritas, estén relacionadas con la muerte de un personaje que amabas u odiabas.

La muerte, como herramienta narrativa, es bastante poderosa, pero es muy fácil usarla mal. De hecho, existen ciertos elementos que necesitan estar presentes para que el fallecimiento de un personaje genuinamente te cautive, y no sea otro tipo que se sale de la historia.

Si quieres descubrir cuáles son esos elementos, ¡sigue leyendo!

Su arco de personaje

muerte de un personaje, La muerte de un personaje: los elementos que la hacen memorable

La muerte de un personaje siempre tiene que estar alineada con su arco personal para que te transmita algo emocionante.

Una de las razones por las que a muchos les cautivó el final de Breaking Bad, es porque la muerte de Walter es una forma trágica de culminar su arco, que inició justamente con el miedo que la terrible parca puede generar en nosotros.

Su arco inició por un cáncer maldito, que lo terminó convirtiendo en un monstruo, y luego ese mismo cáncer lo asesinó. Es interesante porque, si Walter hubiera tomado otra actitud ante su enfermedad, es probable que las circunstancias de su muerte fueran mucho más favorables.

La caída de Walter es impactante porque durante la serie vimos a un hombre débil convertirse en un villano, buscar la redención y morir solo y odiado.

Su muerte termina siendo una herramienta que cierra todo su arco de personaje y lo llena de drama y realismo.

Lo mismo sucede con otras historias como en El Señor de los Anillos con la muerte de Boromir, un hombre honrado y bueno que es seducido por el anillo. Sin embargo, en sus últimos instantes, ve el error de su camino y muere salvando a dos hobbits, representaciones exactas de aquel a quien violentó poco antes. De la misma forma, logra aceptar a Aragorn como su hermano y rey.

Es un arco relativamente sencillo y corto, pero que se llena de poder con su muerte, porque si bien pudo rectificar antes de morir, esa evolución hace que la audiencia desee que reciba un final feliz, porque sentimos que se lo merece.

¡Así es como se crea un personaje inolvidable!

Por supuesto, también importa el impacto que la muerte del personaje tiene en el arco de los que quedan vivos. Puede incluso que no conozcas mucho a la víctima, pero cuando ves los estragos que su fallecimiento causó en el personaje principal o los secundarios, entonces puedes inferir la clase de persona que era.

Esto lo maneja muy bien Attack On Titan con la muerte de la mamá de Eren. A pesar de que no la conocimos mucho, la reacción de Eren es tan particular, tan dramática, que empezamos a idealizar al personaje.

Su filosofía de vida

muerte de un personaje, La muerte de un personaje: los elementos que la hacen memorable

La razón por la que tantas muertes en la tele y las películas se sienten aburridas y sosas, es porque los personajes no tienen una verdadera personalidad. Muchas veces, no son más que arquetipos andantes que hemos visto miles de veces: la ricachona enfadosa, el pobre inteligente, el amigo chistoso, etcétera.

No parecen personas reales, sino conductos narrativos repetitivos y predecibles.

Una de las cosas que hace que un personaje sea especial, es su forma particular de ver el mundo. Y lo mejor es que no tienes que estar de acuerdo con él para que te guste: lo importante es que su perspectiva sea suya y solo suya.

La razón por la que esto provoca emociones fuertes en la audiencia, es porque cuando una persona con una filosofía especial fallece, nos queda la sensación de que perdimos algo distinto, algo que no podemos recuperar.

Oogway es un gran ejemplo de esto, porque es un personaje que transmite mucho con su muerte a pesar de que apenas tiene tiempo para brillar. La presentación de este personaje es tan única y especial, que entendemos que su sabiduría y forma de ver el mundo es demasiado valiosa, y que perderla realmente es una tragedia.

Es lo mismo que nos sucede cuando sujetos como Ironman o L desaparecen de la faz de la tierra: tenemos la sensación de que perdimos una perspectiva sobre la realidad que nadie más tiene y que nos hace falta para seguir.

El potencial perdido

muerte de un personaje, La muerte de un personaje: los elementos que la hacen memorable

Ahora, una cosa es la filosofía de vida y el valor humano del personaje, y otro totalmente distinto es el valor narrativo que aporta en la historia.

Por ejemplo, en Children of Men, la muerte de Julian es demasiado impactante porque ella fue quien abrió todas las oportunidades narrativas que la historia había presentado hasta el momento. Un gran potencial se pierde con su muerte, y la dinámica que estábamos siguiendo se rompe.

Este es el mismo impacto que tienen la muerte (falsa) de Gandalf, la caída de los Stark en la Boda Roja y la derrota de Obi Wan.

En ese instante, se nos va el alma a los pies, porque el potencial que esos personajes daban a la historia se perdió y entendemos muy bien por qué los otros personajes se sienten perdidos, rotos e incompletos.

El símbolo detrás de su muerte

muerte de un personaje, La muerte de un personaje: los elementos que la hacen memorable

La otra cuestión es que la muerte de un personaje, desde el punto de vista narrativo, tiene que tener un significado simbólico que le ayude a atarse a la trama, la temática y el arco de los personajes importantes que quedan vivos.

Un ejemplo sería la muerte de Sirius Black en Harry Potter. La razón por la que tantos de nosotros lloramos en ese momento, es porque sabíamos lo que significaba su partida. Él era la única esperanza que Harry tenía de tener una familia, una figura paterna que estuviera conectada con sus padres.

Cuando se va, sabemos que el camino de Harry se ha roto, y que jamás tendrá el final feliz que quiere. A lo mucho, uno agridulce que lo dejará con cicatrices por el resto de su vida.

Esa es una muerte impactante y memorable porque no fue simplemente que un personaje fue borrado de la lista, sino que añade profundidad, drama y sabor a la vida de los que quedan, y permite que le encontremos significado a su fallecimiento.

Por eso es que las series con muchas muertes de personajes demasiado secundarios (algo que no hace bien Attack on Titan) a veces nos quedan debiendo, porque los escritores no se están tomando el tiempo de establecer la importancia que estos eventos tienen en los personajes que quedan ni tampoco captamos bien qué simbolizan.

El vínculo del lector con el personaje

muerte de un personaje, La muerte de un personaje: los elementos que la hacen memorable

Este es el punto más subjetivo, pero no del todo. Un personaje que estuvo bien construido logrará que el lector lo entienda lo suficiente como para ponerse, total o parcialmente, en sus zapatos.

Es justamente esta empatía lo que te permite conectar con su sufrimiento al perder a alguien o al sacrificar su vida por la causa en la que cree.

En la película Soy Leyenda, la razón por la que la muerte del perro es tan devastadora, es porque los escritores hicieron un trabajo tan genial en construir la soledad nuestro protagonista y cómo esta era aliviada por la relación que tenía con su mascota, que cuando se ve obligado a matarlo, lo sentimos como si nos hubiera pasado a nosotros.

Es por esto que las muertes trágicas al inicio de una historia casi nunca nos transmiten nada, porque no tenemos todavía suficientes razones para relacionarnos con el personaje, ya sea el que se muere o el que queda después.

¡Y eso es todo! Si una muerte cuenta con todos estos elementos, entonces tendrá todo lo que necesita para ser completamente inolvidable.

¿Y tú qué piensas? ¿Estás de acuerdo? ¿Te gustaría agregar algo? ¡Hazlo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.