Menú Cerrar

Matrix: Resurrecciones: ¿por qué? ¡¿POR QUÉ?!

Matrix Resurrections q 1620x800 1

Matrix: Resurrecciones: ¿por qué? ¡¿POR QUÉ?!

Estoy seguro que no soy el primero ni tampoco seré el último en decir que esto de los remakes, reboots y secuelas innecesarias ya lleva tiempo fuera de control, pero Matrix: Resurrecciones es uno de los mejores ejemplos de por qué esta moda es tan preocupante y molesta.

En esta mini reseña quiero compartirte un poco de mi experiencia con la esperanza de que te resulte útil. ¡No pares de leer!

Nota: ¡artículo libre de spoilers!

Sinopsis de Matrix: Resurrecciones

Matrix: Resurrecciones es una secuela de Matrix: Revoluciones, por lo que si no estás familiarizado con la trilogía original te costará bastante seguir la trama.

A pesar de los esfuerzos de Neo al final de la historia, la Matrix sigue en pie y los seres humanos continúan escondiéndose de las máquinas o sometidos a la esclavitud digital del sistema. La única diferencia tangible es que ahora Zion fue reemplazada con otra ciudad un poco mejor llamada Io, donde ahora hay programas que apoyan a los humanos.

Neo y Trinity siguen vivos por alguna razón, aunque no recuerdan quiénes son. Por suerte, un grupo de rebeldes aparecerá justo a tiempo para revivir la lucha contra las máquinas.

¿Te la recomiendo?

En lo absoluto, especialmente si no eres muy fanático de Matrix porque no serás capaz de entender la gran mayoría de las escenas de la película ni conocerás a los personajes que participan en la historia.

Si eres un fan, esta película es una cachetada en la cara a la trilogía original, lo cual hace que sea todavía más sencillo decirte que te la saltes.

Matrix: Resurreccions, curiosamente, se excusa a sí misma por su existencia, intentando hacer una sátira que se burla de aquellas franquicias que las grandes productoras resucitan solo para sacar dinero de forma deshonesta.

Casi todo el primer acto se dedica a hacer bromas y referencias a lo estúpido que es esta práctica moderna de Hollywood, con constantes alusiones que rompen la cuarta pared y hablan de la trilogía original como un producto y poco más.

Esto puede sonar interesante (una secuela innecesaria burlándose de otras secuelas, remakes y reboots innecesarios), pero termina siendo bastante superficial y hueco por dos razones:

  1. Por mucho que me lo digas, no cambia el hecho de que tú te estás aprovechando de la nostalgia y fama de la trilogía original para sacar más dinero. Es como un narcotraficante que se queja del problema de droga en su país.
  2. La crítica es NARRATIVAMENTE IRRELEVANTE. La sátira también tiene que tener valor narrativo y lo cierto es que la trama de Matrix: Resurrecciones no tiene nada que ver con la explotación de la nostalgia llevada a cabo por Hollywood. Esto causa que la crítica y la narrativa estén completamente desconectadas, y la primera no sea más que un elemento que distrae y hace que el ritmo narrativo sea lento.

Es una excusa patética para revivir el nombre de Matrix y sacar dinero. Como producto narrativo, Matrix: Resurrecciones no tiene nada que ofrecer.

Los pecados de Matrix: Resurrecciones

En particular, Matrix: Resurrecciones cometió cinco errores garrafales que la colocan varios peldaños por debajo de la trilogía original.

¡Aquí te los comparto!

Una sátira sin sentido

La sátira es uno de los géneros más incomprendidos que existen porque los escritores creen que les da pista libre para compartir sus opiniones y dejar a un lado la narrativa. Lo cierto es que este, como cualquier otro género narrativo, necesita que sus elementos sigan una estructura de exploración honesta en cuanto a la temática y los símbolos narrativos.

Dicho esto, el problema de Matrix: Resurrecciones ni siquiera es que no es capaz de explorar con honestidad lo que critica, sino que ni siquiera se tomó la molestia de atarlo con la trama y mucho menos la temática.

Eso resulta en que la primera hora de película sea una completa pérdida de tiempo en la que prácticamente no sucede nada y constantemente se nos recuerda que estamos viendo una secuela que no tiene ninguna razón para existir.

La misma película te lo dice con una carcajada, creyéndose la más inteligente de la historia cuando lo único que logra es que te resulte imposible olvidar que todo lo que ves no es más que un intento banal de sacarte dinero de los bolsillos.

Es como un vendedor que, una vez que le das el dinero, empieza a reírse de lo malo y patético que es el producto que le compraste. Claro, quizás ganó algo en ese momento, pero las probabilidades de que vayas y recomiendes su trabajo es muy cercana a cero.

Es como que los escritores estaban peleados con los productores y se les ocurrió mentarles la madre, pero al mismo tiempo mostraron su incompetencia dejando la narrativa de lado. Es una de las experiencias más bizarras y ridículas que he visto en el cine en mucho tiempo, y créeme que esto lo digo 100% a modo de insulto.

No es especial, es especialmente mala.

Arco redundante de Neo

Otra cosa que notarás de inmediato es que el personaje de Neo tiene una regresión descomunal, volviendo prácticamente a ser el mismo idiota inseguro de la primera y segunda película.

En ese momento, estaba bien porque era parte de la evolución del personaje, pero ahora es más una traición que otra cosa.

Y lo peor de todo es que es EXTREMADAMENTE ABURRIDO. Ya vimos a Neo lograr cosas increíbles y enfrentar situaciones verdaderamente terribles, con matices morales complicados e intrigantes. Ahora, lo vemos reaprender cosas que ya sabe a paso de tortuga mientras nos preguntamos “¿cuál fue el punto de todo lo que hizo?”. Eso, justamente, es lo que nos lleva al siguiente punto.

Destrucción del legado de la trilogía original

Está claro que los escritores intentaron, aunque sea un poco, mantener la integridad de la trilogía original con Io, soltando un discurso sobre cómo Neo le dio a la humanidad la oportunidad de empezar de nuevo, construyendo una ciudad junto a otros programas rebeldes de la Matrix.

Lamentablemente, esto se queda muy corto si recuerdas la inmensa cantidad de muertes y penas que se necesitaron para hacer este cambio de domicilio a gran escala.

Justamente la lucha de Neo giraba en torno al libre albedrío, a liberar a la humanidad para que eligiera su propio camino sin la intervención de las máquinas. Que el mundo siga en el mismo estado, demuestra que su batalla fue un fracaso, además que le quita mucho mérito a su sacrificio y al de Trinity.

Yo estoy en mitad del proceso de olvidarme que existe esta película para que no se arruinen mis recuerdos de la trilogía original, algo que no creo que me tome mucho considerando lo vacía que es esta secuela.

Incomprensión de la dinámica Trinity-Neo

No puedo dar demasiados detalles sin spoilearte algo importante en el último acto de la película, pero sí te diré que demuestra el poco entendimiento que tuvieron los escritores sobre el verdadero valor narrativo de la dinámica Trinity-Neo.

Si bien es cierto que Neo era el protagonista, Trinity no era simplemente la “mujer que amaba”, sino que su rol en la historia era absolutamente crucial para el arco del personaje principal.

Neo siempre se caracterizó por ser alguien que dudaba de sí mismo, que estaba constantemente abrumado por el peso y la responsabilidad que conllevaba ser el Elegido.

Trinity era su guía, la que creía fervientemente en él y le invitaba a hacer lo mismo; al mismo tiempo, era la que lo mantenía humano, que le permitía recordar lo verdaderamente importante.

En Matrix: Recargado, incluso, el Arquitecto le explica a Neo que justo lo que lo diferencia de los elegidos que aparecieron antes que él es el hecho de que él se enamoró de Trinity, y por eso no toma elecciones lógicas y racionales, sino apasionadas y humanas.

Esto, el Arquitecto lo ve como una debilidad, pero Neo luego le demuestra que eso justamente es lo que le permitió romper el ciclo de destrucción que vivía Zion y salvar a la humanidad (aunque, bueno, Matrix: Resurrecciones se encargó de destruir este legado).

Neo era el músculo y la esperanza, pero Trinity era el corazón y la fortaleza psicológica. Trinity no podía lograr todo sola porque no era la elegida, pero Neo no hubiera podido conseguir nada sin la ayuda de Trinity.

Ambos se necesitaban y ambos tenían algo que aportarle al otro. Por eso su relación funcionaba y tenía muchísimo valor narrativo.

En Matrix: Resurrecciones, sin embargo, uno de los dos se vuelve narrativamente irrelevante. Es un insulto a ambos personajes y una incomprensión total de lo que representaban en la historia.

¡Y ya con eso acabamos! Sé que fue muy duro con la película, pero créeme cuando te digo que hay mucho más que criticar.

Si quieres encontrar otras historias de ciencia ficción que te ayudarán a llenar el hueco que dejó Matrix, este artículo contiene 30 libros de ciencia ficción que seguro te gustarán. ¡Échale un ojo!

Publicado en Escribir

2 comentarios

  1. Anónimo

    bueno, lo acepto, pero no es que estoy intentando, plagiarlo, es que, desde niño, siempre me he preguntado, que es lo pasaria si los mismos personajes que hacen el bien sean los villanos, y ahora que lo pienso, uno de mis personajes, sor, fantasma electrico y ray rayson, los tre stiene las formas de de 3 personajes de la serie, pokemo, serena(sor), clemont(fantasma eléctrico), bonnie(Ray Rayson),tecnicamente, son contrastes del uno al otro, los 3 ultimos, son amables, cuerdos, clemont es avivo fanatico de la ciencia, pero sor fantasma y ray son sadicos, crueles, y ellos experimentan con seres humanos, y estan locos, son lo contrario a los que mencione, asi pasa con los otros, casi todos los que tienen forma son contrastes de los heroes de otros programas, aqui esta

  2. Anónimo

    a mi me dio igual, la verdad es que ya me esperaba esto, aunque no sabia que era una satira, la verdad se me da un poco mal la analisis, bueno aunque eso no importa.
    por cierto te recomiendo ver tanto jujutsu kaisen y re zero.
    Tambien te deje comentarios en tu pagina de la filosofia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.