Mensaje central de las historias: ¿siempre deben decir algo?

Algo que seguramente te dicen tus padres cada vez que se ponen a criticar tus historias favoritas, es que no entienden cuál es el punto de la historia, el mensaje central que contiene.

Eso se puede poner fastidioso cuando estás viendo series como los Power Rangers o películas como Road Trip que no necesitan un mensaje para ser entretenidas.

Sin embargo, si estás en este blog, probablemente es porque para ti no es suficiente que una historia sea entretenida, sino que quieres descubrir qué es lo que les permite llegar más allá y convertirse en algo verdaderamente valioso además de emocionante.

Los ejemplos que mencioné antes realmente son trampa, porque aunque es cierto que el mensaje central que manejan no es muy profundo o sofisticado, está presente y por eso son historias que tienen una identidad clara.

Si quieres aprender más sobre el tema, ¡lee hasta el final!

¿Por qué es importante tener un mensaje central?

mensaje central, Mensaje central de las historias: ¿siempre deben decir algo?

El mensaje central es lo que le da la congruencia a la historia. Se vale que empieces una historia sin estar muy claro de cuál es el mensaje que quieres enviar, pero al final tienes que tener una idea muy clara de lo que es.

No lo confundas con la temática porque esta es mucho más amplia y explora el tema de una forma general, mientras que el mensaje central es exactamente lo que tu historia dice sobre esa temática.

Por ejemplo, la temática del Conde de Montecristo es la venganza, pero el mensaje central es “La venganza es un fuego terrible que se esparce más allá de lo que puede controlar el vengador”.

Sabiendo esa diferencia, Dumas construyó una historia que, aunque deja suficiente espacio para que la audiencia saque sus propias conclusiones, tiene una trama que refleja su mensaje central a la perfección y es congruente de principio a fin.

Esa congruencia te ayudará muchísimo a que tu obra se sienta real.

¿Lo necesitas sí o sí?

mensaje central, Mensaje central de las historias: ¿siempre deben decir algo?

A lo mejor en este momento te preguntarás algo como “Pero, JEFS, ¿por qué tengo que meterle un mensaje a mi historia? Solamente quiero que la gente se divierta, ¡no que piense como si fuera un ensayo filosófico!”.

Eso es bastante comprensible, pero es importante que recuerdes que el mensaje de tu obra puede ser tan profundo como tú quieras.

Dicho de otra forma, no necesitas que tu historia tenga un mensaje que le cambiará la vida a tu audiencia, pero SÍ NECESITAS QUE TENGA UN MENSAJE CENTRAL.

Recuerda, las historias son representaciones semificticias de la realidad. Se supone que deben explorar algo interesante sobre la naturaleza humana y decir algo al respecto o por lo menos permitir que la audiencia tenga algo en qué pensar.

Incluso el ejemplo que di antes de Road Trip, una película increíblemente boba de comedia, tiene como mensaje central que debes aprender a tomar riesgos en tu vida y aventurarte a hacer cosas distintas.

¿La película es sofisticada? No, en lo más mínimo, pero si incluso una historia como esa tiene un mensaje central, literalmente no hay excusa para que la tuya no lo tenga.

¿Cómo el mensaje central afecta los símbolos?

mensaje central, Mensaje central de las historias: ¿siempre deben decir algo?

Otro de los problemas que te puedes encontrar si ignoras la importancia del mensaje central de tu historia es que, muchas veces, aunque no te lo propongas, lo cierto es que la tendrá un mensaje de todas formas.

Quizás pensarás que eso es genial, pero es muy peligroso que ocurra sin que de verdad entiendas qué es lo que está diciendo. ¿Por qué? Bueno, porque existe una alta probabilidad de que los símbolos que has incluido en tu historia cambien de significado o tengan sentidos contradictorios.

Por ejemplo, en Last of Us Part 2 quieren incluir el mensaje central de que la violencia y la venganza son terribles, pero a lo largo de la historia los personajes son recompensados por hacer ambas cosas. El mensaje central no tiene nada que ver con los símbolos, y por eso la historia se siente incongruente y falsa.

¿Cómo afecta el arco del protagonista

mensaje central, Mensaje central de las historias: ¿siempre deben decir algo?

Casi por inercia, el mensaje central siempre estará directamente relacionado con el arco del personaje principal porque, dependiendo de lo que le suceda a él o ella, la historia mostrará una conclusión distinta de la temática.

Por ejemplo, si en El Señor de los Anillos Frodo no hubiera caído rendido ante el anillo justo al final, el mensaje central sería que es posible superar tentación de la maldad si de verdad te lo propones. Sin embargo, como Frodo falló en su misión, el mensaje es que incluso un hombre bueno y decidido debe mantenerse firme hasta el final, porque incluso ahí puede caer.

Del otro lado tienes a Aragorn, quien sí consiguió prevalecer. Es justo este contraste lo que le da la profundidad a la historia, porque incluso dentro del mensaje central hay mucha idiosincrasia.

¡Ahora ya sabes por qué el mensaje central es importante! Si te gustó el artículo, no olvides dejarme un comentario. ¡Con gusto te responderé!

3 Replies to “Mensaje central de las historias: ¿siempre deben decir algo?”

  1. Interesante
    Aunque, en lo personal, no se cual es el mensaje de mi historia
    Hay tantas cosas de las que hablar que no se cual elegir.
    Si bien conozco la premisa (más o menos), no se muy bien el mensaje central
    ¿Podrías ayudarme?

    1. ¡No te preocupes si todavía no sabes cuál es! Muchas veces, empezamos a escribir justamente porque hay algo que nos atormenta que no entendemos del todo. Lo importante es que estés dispuesto a analizar tu historia y descubrir poco a poco qué es lo que trata de decir. ¡Así puedes darle más forma y coherencia!

  2. Interesante
    Honestamente no estoy del todo seguro acerca de que quiero hablar en mi historia. O sea, no comprendo muy bien cual es el mensaje que quiero dar. Suena raro, lo sé, si bien tengo la premisa (más o menos), no se del todo el mensaje que quiero dar
    Hay tantas cosas que quisiera hablar que no se cual elegir.
    ¿Puedes ayudar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.