Menú Cerrar

Salva al gato y patea al perro: ¡dos conceptos narrativos geniales!

istockphoto 460102633 612x612 1

Salva al gato y patea al perro: ¡dos conceptos narrativos muy interesantes!

Si estás en este blog, existe una alta probabilidad de que las obras en las que trabajas sean novelas literarias. Eso está muy bien, siempre y cuando no olvides que el resto de proyectos narrativos pueden ofrecerte técnicas interesantes para implementar en tu trabajo.

Tal es el caso de los conceptos de “salva al gato” y “patea al perro”, ideas que se popularizaron en el ámbito de los guionistas en lugar de las letras tradicionales.

En este artículo hablaremos de ambos a fondo y cuál es la utilidad que proporcionan.

¡Sigue leyendo y descubre todo sobre el tema!

Salva al gato: ¿qué significa?

“Salva al gato” se refiere a la acción narrativa de introducir a tu personaje a través de un acto heroico, ya sea para salvar la vida de otra persona o, como el mismo concepto lo sugiere, de un animal.

Es muy poderoso para generar empatía en la audiencia y establecer ciertas virtudes del personaje como la valentía, la generosidad, la compasión, etcétera.

¡Aquí te van algunos ejemplos!

Aladdín

Esto lo vemos cuando Aladdín, después de escapar de los guardias, le ofrece toda su comida a unos niños huérfanos.

Establece la generosidad y la compasión como características del personaje de Aladdín.

Moana

Aquí aparece cuando Moana salva a la pequeña tortuguita de ser devorada antes de llegar al mar.

Esta acción revela su naturaleza empática y protectora.

Jojo’s Bizarre Adventure

La primera interacción que tenemos con el personaje de Jonathan Joestar es cuando lo vemos ayudar a Erina, quien estaba siendo bulleada por un par de tontos.

Establece la valentía y altruismo incondicional de Jonathan.

Patea al perro: ¿qué es?

En el caso de “patea al perro”, estamos hablando de la acción narrativa en la que se introduce al personaje a través de un acto injusto y/o violento cometido en su contra.

Este elemento también sirve para generar empatía, pero se diferencia de “salvar al gato” en el hecho de que establece la vulnerabilidad como característica de personaje y expone algún tipo de interacción negativa con el mundo en el que vive.

¡Te comparto ejemplos!

Joker

Esta película muestra este concepto de una forma casi literal, ya que a nuestro protagonista le caen a patadas unos maleantes solo para divertirse.

La escena muestra tanto la vulnerabilidad del personaje como la crueldad de la sociedad que lo rodea y que ignora su sufrimiento.

Nota: cabe destacar que en Joker se maneja un arco inverso de personaje, por lo que empezar la historia con la técnica de “patea al perro” también ayuda a que la audiencia perdone hasta cierto punto las acciones inmorales que cometerá el protagonista, ya que en lugar de pensar “¡qué horror!” pensará “¡ya era hora que hiciera algo!”.

Harry Potter

Seguramente recordarás “el cobertizo debajo de las escaleras” donde Harry vivió una buena parte de su niñez. Este es solo uno de los tantos elementos que Rowling utilizó para que quedara claro lo miserable que era la vida del protagonista.

Matilda

Matilda también establece una historia de abuso familiar bastante pronto en la historia, solo que también aprovecha este momento para establecer a Matilda como una persona proactiva que hace lo posible por sacar lo mejor de su triste situación.

¿Puedes combinarlas?

Al leer las definiciones de cada elemento, seguro te preguntaste que pasa cuando quieres tanto establecer las características virtuosas del personaje como su vulnerabilidad e interacción negativa con el mundo.

Pues, ¡simplemente combina ambas ideas! Es perfectamente factible que coloques tanto un momento de “salva al gato” como uno de “patea al perro”. Lo importante es que cada uno te ayude a establecer al importante sobre el personaje y permita que tu audiencia empatice con él de inmediato.

Aunque arriba ya habían algunos ejemplos de esto que digo como Aladdín, ¡deja que te comparta tres más!

Zootopia

Nuestra oficial coneja favorita, Judy Hopp, es introducida con maestría aprovechando los dos conceptos, primero salvando a una ovejita de Gideon el zorro y luego siendo humillada por él.

Esta combinación es genial, porque nos muestra tanto las virtudes de la protagonista como los fuertes y duros obstáculos que el mundo le coloca en frente.

Los Miserables

Aquí lo tenemos con el legendario protagonista Jean Valjean, quien roba unas hogazas de pan y luego es encerrado en prisión.

Esto es particularmente efectivo en la novela de Los Miserables, porque establece tanto las razones del odio inicial de Jean Valjean como su inherente nobleza de espíritu que eventualmente le ayuda a volver al lado del bien.

El jorobado de Notre Dame

La historia de Quasimodo empieza con un momento de “patea al perro”  literalmente cuando nace. Su fealdad ya iba a hacer que Frollo lo arrojara a un pozo cuando era un bebé, y es solo la bondad de un sacerdote que impide que suceda.

Después de este momento aterrador, vemos a Quasimodo ya de adulto ayudando a una pobre ave que se encontraba perdida y lastimada. Con la frase de “nadie quiere estar para siempre enjaulado”, la escena sirve tanto para mostrar la naturaleza amable del protagonista y también su anhelo más sagrado.

¡Y listo! ¡ya sabes todo lo que necesitas saber sobre estos dos elementos! Por supuesto, es importante que sepas que no NECESITAS presentar a tu protagonista con estas técnicas, pero son buenas herramientas que debes agregar a tu arsenal de escritura.

Si te gustó este contenido y quieres leer otros parecidos, ¡suscríbete al newsletter del blog!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.