Cómo las películas pueden enseñarte a leer (y escribir)

¡Ah, las películas! Desde que Netflix apareció parece que nuestro tiempo libre siempre está ocupado por ellas (y si eres de los que va al cine, ¡todavía más!).

Por supuesto, si eres un fanático de la literatura, quizás te sientes un poco culpable por estar pasando cada vez más tiempo frente a la tele que hurgando las páginas de una novela fantástica. Por lo menos, ¡yo sí!

Sin embargo, esta culpabilidad, aunque bien fundada, no es completamente atinada, puesto que las películas también tiene un servicio que prestar a la literatura.

¡Así es! Aunque quizás suene algo extraño, ver películas puede enseñarte a leer o, por lo menos, mejorar muchísimo tu experiencia lectora. ¿No me crees? ¡Aquí te van 3 puntos que lo demuestran! 

¡Empecemos!

Más historias en menos tiempo

películas, Cómo las películas pueden enseñarte a leer (y escribir)

Si eres un ávido lector, seguramente sabes que mientras más historias lees, tu comprensión y exigencia aumenta. Es decir, puedes haber disfrutado toda tu vida las hamburguesas de McDonald’s, pero el día que pruebes una hamburguesa de verdad, lo más probable es que ya no seas tan fan.

Lo mismo sucede con lo exigente que eres con las historias que lees: mientras más puntos de referencia tengas, más argumentos tendrás para evaluar la calidad de otra novela.

Ahora, ¿qué sucede si te digo que las películas pueden ayudarte en ese proceso? ¡Pues, así es!

Si bien es cierto que las películas no pueden tener la profundidad que tiene un libro, sí pueden transmitir buenas historias en formatos mucho más rápidos de digerir.

Quizás esto no suene como mucho, pero te aseguro que si ves buenas películas como Inception The Dark Knight The Prestige , tu habilidad para descubrir las cosas que diferencian una gran historia de una mediocre será mucho más increíble.

Por supuesto, esto sucederá partiendo de la premisa de que eres algo selectivo con las películas que ves. Si te dedicas a ver películas como American Pie¿Qué Pasó Ayer?, no creo que aprendas mucho (¡aunque seguro te reirás!).

Te ayudan a imaginar escenas con más facilidad

películas, Cómo las películas pueden enseñarte a leer (y escribir)
“Me lo estoy imaginando”

Un ávido lector tiene mucha imaginación, de eso no queda la menor duda, y con este punto no quiero decir que necesitas ayuda para imaginar las escenas de un libro, pero definitivamente te beneficiarás de ser capaz de utilizar las imágenes que aparecen en las películas.

Por ejemplo, cuando era niño e intentaba leer las historias de Lovecraft, me costaba darle forma a los horrores que describía. No porque me faltara imaginación, sino porque el estilo de Lovecraft juega justamente con eso: tu incapacidad para procesar el horror cósmico.

Si bien podrías hacer un argumento a favor de esta técnica, en lo personal esto provocaba que no me asustara con lo que leía. No fue hasta años después cuando compré una novela ilustrada de Lovecraft que conseguí dar una forma espeluznante a las deidades que aparecían en las historias.

Esto aumentó dramáticamente mi disfrute de estos cuentos e incluso me ayudó con otras novelas de terror.

Ahora, sé que hice trampa y no puse un ejemplo con películas, ¡pero mi punto sigue siendo el mismo! ¡Las imágenes pueden ayudarte muchísimo a recrear las escenas de los libros en tu mente!

Puedes aprender aspectos críticos del storytelling

películas, Cómo las películas pueden enseñarte a leer (y escribir)

Como mencioné anteriormente, las películas te permiten ver historias de una forma más compacta. Esto tiene el curioso efecto de permitirte descubrir fácilmente los pequeños detalles que hacen que una historia tenga un poder impresionante.

Un ejemplo claro de esto es en la película Up de Pixar y su famosa secuencia introductoria que nos cuenta la historia de Carl y su esposa que, a la postre, nos permitirá entender las motivaciones y luchas del personaje principal a lo largo de la película. En menos de 15 minutos, nos dice todo lo que necesitamos saber sobre Carl y nos permite entenderle profundamente.

Comparemos esta escena ahora con la introducción de Los Miserables (Victor Hugo) y la historia del padre Myriel. Una buena porción del libro se va en detallar la vida de este santo, de forma tal que entendamos la clase de persona que necesitaba conocer Jean Valjean para reconciliarse con la vida. Es un profundo mensaje sobre la nobleza del ser humano y lo que una mano amiga puede hacer por un miserable (¿viste lo que hice ahí?).

Ambas escenas son poderosas y contribuyen de inmensa manera con sus respectivas historias, pero una es mucho más fácil de analizar que la otra. En pocas palabras, la de Up te prepara para la de Los Miserables, ¡lo cuál es increíble si lo piensas por un momento!

¡Y listo! Esos son 3 puntos que demuestran cómo las películas pueden enseñarte a leer. Estoy seguro que hay más, pero no quisiera extenderme demasiado.

De hecho, me encantaría que me ayudaras a completar este artículo, ¿se te ocurren otras formas en las que las películas pueden enseñarte a leer? ¿Estás en desacuerdo con algo de lo que dije? ¡Dímelo en los comentarios!

2 Replies to “Cómo las películas pueden enseñarte a leer (y escribir)”

  1. Me encanto y es muy cierto las películas pueden enriquecer tu imaginación y afinar los sentidos para adelantarte al desenlace o la secuencia de los acontecimientos,y cuando aciertas es una satisfacción increíble.
    Gracias por tu enfoque

Comments are closed.