Menú Cerrar

Detroit: Become Human: ¿vale la pena tu tiempo y dinero?

detroit become human

Detroit: Become Human: ¿vale la pena tu tiempo y dinero?

Si estás batallando muchísimo para convencer a tu pareja de que juegue videojuegos contigo, puede ser una muy buena idea que pruebes con las “películas interactivas” como Detroit: Become Human.

De hecho, este tipo de videojuegos han sido la clave de mi éxito con mi esposa, alguien a quien poco a poco he llevado a este lado del camino… casi sin que se diera cuenta… muajaja…

Ya habíamos jugado otros (que recomiendo mucho) como Until Dawn y Beyond Two Souls y los disfrutamos bastante. Por eso, estábamos muy intrigados por Detroit: Become Human, uno que prometía bastante en los tráilers.

Por supuesto, el tema con este género de videojuegos es que, por mucho, lo más importante es la historia y por eso pensé que valía la pena hacer un análisis de la calidad de la misma y ofrecértelo.

No te daré spoilers, pero espero poder ayudarte a que definas por tu cuenta si esto es algo que tú y tu pareja podrían disfrutar.

Nota: y bueno, obviamente también aplica si no tienes pareja. Aquí no discriminamos a los solteros.

Sinopsis de Detroit: Become Human

Detroit: Become Human nos narra la historia de tres androides que viven en una sociedad futurista en Detroit. En este universo, los androides son extremadamente avanzados, hasta el punto que es muy difícil diferenciarlos a simple vista de las personas de verdad.

Estos robots pueden realizar tareas extremadamente complejas como cirugías médicas e incluso labores artísticas como escribir novelas y componer música.

Y, por si eso no fuera suficiente, parece que un glitch extraño está haciendo que adquieran libre albedrío y emociones humanas.

Todo esto empieza una revolución silenciosa entre los androides que poco a poco empiezan a desear que se les considere como iguales.

Para aquellos que no estén familiarizados con los videojuegos, Detroit: Become Human es básicamente una película interactiva. El gameplay consiste en mover de forma muy simple a los personajes y presionar los botones que te indica la pantalla.

Por ejemplo, si un personaje está agitando un spray de pintura, el juego te pedirá que agites el control.

Si el personaje está forcejeando para liberarse de un agresor, el juego te pedirá que presiones un botón particular de forma repetida para escapar.

Si el personaje debe decidir entre matar a su mamá y su novia, pues, ¡tú tienes el privilegio de elegir y que tu pareja te mire raro por el resto de tu vida!

Dicho de otra forma, puedes tener la coordinación motriz de un gallo sin patas y aún así no tener ningún problema para disfrutar este juego. Es más una experiencia cinematográfica que un juego en sí, y lo cierto es que resulta una experiencia agradable incluso para los que no están sujetando el control.

¿Te lo recomiendo?

Como lo que es, un videojuego diseñado para jugarlo con alguien más y disfrutar una película interactiva, sí te lo recomiendo.

Los distintos androides de la historia son bastante interesantes y viven situaciones muy tensas que te mantendrán al filo de tu asiento al mismo tiempo que te invitan a compartir la experiencia con tu compañero o compañera.

Dicho esto, si se tratara de una serie y ya, creo que la historia de Detroit: Become Human es deficiente en muchas áreas bastante importantes.

Hay muchas cosas buenas, pero suficientes cosas malas como para que no la considere una obra con una alta calidad narrativa.

Es muy buena para disfrutar con alguien más y meterlos en el mundo de los videojuegos, pero para los fans de historias, creo que te iría mucho mejor con un juego como Beyond Two Souls (que sí tiene una historia increíble).

Elementos a favor y en contra de Detroit: Become Human

Entonces, hablemos de aquellas cosas que Detroit: Become Human hace bien y de aquellas que dejan un poco que desear.

¡Aquí vamos!

A favor: la trama es interesante y está bien estructurada

A pesar de que Detroit: Become Human maneja varias historias de forma simultánea, la trama está muy bien construida y cada fragmento se siente relevante e interesante.

Algo que mi esposa y yo hicimos es que nos dividimos los personajes. Uno era de ella, otro era mío y el tercero era el comodín que nos intercalábamos cada vez que aparecía. Aún así, los dos estábamos muy metidos en las historias de cada personaje y nos entreteníamos viendo las decisiones que el otro tomaba.

La historia siempre va a más y mantiene un pacing interesante, incluso si a veces el gameplay puede alentar las cosas para el que no está controlando a los personajes.

A favor: las decisiones que tomas importan muchísimo

Aquellos que ya tienen algo de experiencia con esta clase de juegos, seguramente se estarán preguntando qué tan significativas son las decisiones que tomas; después de todo, no hay nada más horrible que descubrir que, sin importar lo que elijas, casi nada importante cambia.

Por suerte, te puedo decir que Detroit: Become Human es por mucho el juego más ambicioso que he jugado en este sentido, haciendo que te pierdas capítulos enteros en el clímax si tomaste ciertas decisiones.

Al mismo tiempo, cualquiera de tus androides se puede morir y de esa forma su historia acabará de forma abrupta e insatisfactoria, haciendo que te sientas más que tentado a reiniciar el capítulo.

Esto llega a tal punto que incluso puedes privarte de ciertas rutas narrativas si no seleccionaste las respuestas correctas en una conversación o no exploraste la habitación lo suficiente para descubrir una pista útil.

Esta parte es bastante satisfactoria y créeme que te hará hacer más de un playthrough.

A favor: tiene unas gráficas increíbles

Estos juegos siempre aspiran a ser increíbles desde el punto de vista gráfico, pero es que Detroit: Become Human lleva esa tendencia a otro nivel.

En lo personal, muchas veces me distraía al ver lo real que actuaban y se veían los personajes.

Si estás buscando un juego que ponga a prueba tu consola de nueva generación o tu computadora gamer, Detroit: Become Human es un buen candidato.

A favor: de vez en cuando ofrece preguntas filosóficas interesantes

Aunque creo que esta es una de las partes en las que Detroit: Become Human sufre más, es incuestionable que muchas de las preguntas filosóficas que ofrece pueden ser verdaderamente interesantes.

Por lo menos mi esposa y yo nos quedábamos platicando por bastante rato sobre lo que veíamos y eso hacía que la experiencia fuera todavía más agradable.

Creo que el juego se equivoca en muchas partes, pero también hay muchas que ejecuta muy bien.

En contra: no es una buena historia de Sci-Fi

Si eres fan de la ciencia ficción y te llamó la atención la premisa, lamento decepcionarte.

Los androides en este universo funcionan básicamente por magia y la historia no está interesada en el aspecto tecnológico en lo absoluto.

Todo lo que sucede aquí es inexplicable y eso impide que te puedas plantear de una forma profunda la premisa de la historia, lo cual nos lleva al siguiente punto.

En contra: no maneja su temática de forma profunda

El problema aquí es que los androides son muy parecidos a los humanos sin que haya una justificación narrativa a la altura de…

No, espera, déjame ser más claro: los androides son básicamente copias exactas de un ser humano.

Aquí no hay un debate real sobre “qué significa ser una persona” o “qué es lo que diferencia al ser humano de una máquina”.

No, aquí los androides son humanos con “upgrades” solo porque sí y depende de ti mismo decidir si eso rompe tu suspensión de la incredulidad o no.

A mí sí me la rompió y a mi esposa también, por eso nunca pudimos comprar del todo la premisa de la historia.

No tiene ningún chiste crear un personaje humano y ponerle un chip en la cabeza. Lo complicado es crear un personaje que poco a poco aprende lo que significa ser persona y evoluciona de una forma interesante, como el Gigante de Hierro o el robot de Yo, Robot.

Es por eso que la historia se vuelve más bien una especie de exploración sobre los derechos humanos y el racismo que tampoco termina de dar la talla justamente porque los escritores no saben bien en qué enfocarse.

En contra: uno de los personajes principales es literalmente irrelevante

Si bien mencioné antes que las historias de los tres personajes son interesantes, hay una en particular que se va en picada por culpa de uno de los peores plot twists que he visto en muchísimo tiempo.

Lo peor de todo es que, en el clímax de la historia, podrías olvidarte de este personaje y prácticamente nada cambiaría, lo cual también hace que te sientas estafado por lo involucrado que estabas con su historia.

Es extremadamente decepcionante, aunque debo decir que, si me olvidara que los otros dos personajes existen, la narrativa de este personaje sería decente, el plot twist seguiría arruinándola, pero al menos terminaría bien.

El problema es que el final está completamente desconectado del conflicto central, lo que hace que termine sobrando por completo.

En contra: aunque tiene valor de rejugabilidad, volverlo a jugar puede ser muy molesto

Aunque antes mencioné que vas a querer rejugar el juego, creo que lo más probable es que desistas tan rápido como mi esposa y yo lo hicimos.

Sentarte a jugar los mismos capítulos cuando ya sabes lo que pasa puede ser extremadamente aburrido, especialmente porque el juego no ofrece una opción para saltar ciertas cutscenes o por lo menos acelerarlas.

Mi esposa y yo decidimos volver a jugar el final para tomar otras decisiones y ver qué pasaba, pero terminó siendo tan fastidioso que no volvimos a tocarlo.

¡Y ya con eso terminamos la review! Espero que te sirva y puedas elegir por tu cuenta si es la indicada para ti.

Si te gustó este contenido, quizás te guste este otro sobre cómo convencer a tu pareja o a un amigo para que vea anime contigo. ¡Tal vez te sirva!

Publicado en Videojuegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.