Made in Abyss: hay algo especial aquí…

Para bien o para mal, cuando tienes mucho tiempo exponiéndote a historias de todo tipo, se vuelve cada vez más difícil encontrar algo nuevo que de verdad te sorprenda, que se sienta completamente especial.

Hace relativamente poco vi una serie que me hizo sentir justamente eso: Made in Abyss.

Apenas ha salido la primera temporada con solo 13 capítulos, así que todavía es muy pronto para llamarla una obra maestra, pero no creo que sea atrevido decir que tiene un inmenso potencial para alcanzar ese status.

Pero ¿por qué? Si quieres descubrirlo y así decidir si esta serie puede ser para ti, ¡sigue leyendo!

Nota: ¡artículo libre de Spoilers!

Sinopsis de Made in Abyss

made in abyss, Made in Abyss: hay algo especial aquí…

La historia gira en torno a la aventura de Riko y Reg. La primera es una niña bastante proactiva, alegre y curiosa, mientras que el segundo es un pequeño retraído y temeroso con un cuerpo robótico que lo hace prácticamente invulnerable.

Sin embargo, a diferencia de otras historias, lo interesante aquí no es la aventura que estos personajes viven, sino el lugar en el que lo hacen.

Verás, Riko vive en la ciudad de Orth, un pueblo en cuyo centro se encuentra un inmenso y monolítico abismo que parece no pertenecer a este mundo. Ahí se encuentran toda clase de artefactos y tesoros increíbles, pero también monstruos y misterios aterradores que superan la imaginación humana.

Si has leído a alguien como a Lovecraft o has estado expuesto en generar al horror cósmico, es suficiente con agregar que el abismo en sí mismo actúa de una forma similar (narrativamente hablando) a las criaturas misteriosas de este escritor.

Riko ha entrenado toda su vida para convertirse en una exploradora del abismo, y en una de sus excursiones en los niveles superiores del lugar, se topa con una criatura horrenda que amenaza con matarla. Por suerte, es rescatada por Reg quien queda inconsciente en el proceso.

Riko se sorprende mucho al encontrarlo, porque su cuerpo robótico claramente revela que Reg proviene de una parte más profunda del abismo, una a la que nadie ha sido capaz de llegar. Lamentablemente, Reg no recuerda nada de su pasado y, a pesar de su gran fuerza, se siente perdido y confundido con todo lo que le rodea.

Ahora, Riko no está fascinada por el abismo solo por su natural curiosidad, sino porque su madre es una legendaria exploradora, Lisa la Aniquiladora, a quien solo ha conocido en fotografías, ya que lleva años en una expedición en el abismo.

Un día, al pueblo llega un mensaje de esta exploradora dirigido a su hija (algo que no había pasado antes), pidiéndole que baje por el abismo y la encuentre en el nivel más bajo que se conoce.

Riko decide ir y Reg se ofrece a ayudarla, tanto para protegerla como para descifrar los misterios de su propio pasado.

Sin embargo, algo que no te he comentado todavía es que el abismo tiene una maldición que provoca que mientras más bajes, al intentar subir de nuevo sufras efectos secundarios, que pueden ir desde dolores de cabeza hasta la locura y la muerte.

Dicho de otra forma, ambos personajes saben desde el inicio que este es un viaje sin retorno.

¿La recomiendo?

Sí, lo hago, pero antes quiero que dejar algunas cosas claras. Para empezar, que no te engañe la imagen de este artículo. El arte del anime parece bastante inocente y tierna, pero eso no es más que un truco bastante inteligente para despistarte.

Made in Abyss es una serie bastante oscura y con escenas fuertes, y que exploran dilemas morales complejos y rudos. No es un paseo por el parque, pero si tienes el estómago para eso, lo más probable es que descubras algo único.

¿Qué la hace especial?

Si has leído otras de mis reseñas, sabes que en este punto es en el que enumero los distintos elementos que hacen que una serie sea buena o no a mis ojos y es donde te ayudo a identificar si sería de tu agrado o no.

Esta vez, no haré una lista, porque lo que hace a esta serie especial se puede resumir en una sola cosa. De hecho, ninguno de los elementos narrativos básicos en Made in Abyss es particularmente impresionante.

Es decir, tiene buenos personajes, buena trama, un ritmo narrativo a veces lento y uno que otro personaje secundario interesante; pero nada de lo que mencioné antes es “fuera de serie”. Digamos que si le diera una calificación a cada una de esas cosas, la puntuación rondaría entre el 7 y el 8.

No. En realidad, lo más interesante y espectacular de la serie es esto:

made in abyss, Made in Abyss: hay algo especial aquí…

Este descomunal, oscuro y misterioso abismo es un elemento narrativo tan poderoso y brutalmente atractivo que es capaz de cargar casi todo el peso de la historia sobre sus hombros.

Esto en parte se debe a la impecable construcción de mundo que esta serie puede ofrecer, precisamente porque la base de la que parte es tan intrigante.

Verás, los elementos que mencioné antes, por sí mismos no tienen tanta fuerza, pero es por la forma en que interactúan dentro del abismo que aumentan drásticamente su valor cuando estás viendo la serie.

Los arcos están bien hechos y los conflictos de los personajes son interesantes, pero no es nada que no hayas visto; sin embargo, cuando lo mezclas con lo vivo, aterrador, cruel y maravilloso que es el mundo del abismo, todas sus cualidades se magnifican y no puedes evitar sentirte enganchado con su historia (especialmente en el caso de un personaje secundario en particular).

El abismo es un lugar inclemente, especialmente para Riko quien, a pesar de ser muy capaz, es solo una niña claramente superada por todo lo que le rodea; y Reg, por muy fuerte que sea, su dependencia emocional con Riko hace que cuando ella esté en peligro mortal, ambos lo estén.

Esa conexión entre los dos personajes es, después de la construcción de mundo, lo mejor que la serie tiene para ofrecer. Estableciendo claramente las fortalezas y debilidades de ambos, haciendo que la audiencia entienda por qué cada uno es una pieza fundamental para el equipo y desee con todo su corazón que nada malo les pase, algo inevitable en este mundo, porque el abismo actúa como un ente lovecraftiano, que no es que busque destruir vidas y causar caos porque sí, sino que simplemente es indiferente a la vida microscópica e insignificante que se aventura dentro de él.

Existe este fenómeno en la vida real que sucede cuando observas hacia abajo desde un lugar alto. Si has hecho esto, seguro ya te ha pasado que, de la nada, a tu mente se le ocurre saltar. Es un sentimiento aterrador porque muchas veces tienes la sensación de que lo estabas considerando en serio.

A este fenómeno le llaman “la llamada del abismo”, y esta serie es la mejor representación simbólica del concepto que he visto jamás.

Porque por mucho que el abismo sea un lugar casi diabólico, es difícil no entender por qué tantos exploradores se sienten atraídos hacia él.

Es peligro y locura, pero también es un misterio insondable, es mirar de lleno en la oscuridad del mundo y creer firmemente que puedes descubrir la verdad sobre ti mismo y la realidad si tan solo te aventuras dentro del abismo.

Esa extraña y peligrosa fascinación es lo que vives cada vez que los personajes dan un paso más cerca del fondo del abismo, descubriendo sus misterios y enfrentando sus horrores.

Eso es lo que hace que este anime sea tan especial. Si esto te atrae, entonces no puedes ignorarlo ni un minuto más.

¡Y ya llegamos al final! Ojalá este artículo te haya ayudado a crearte una opinión sobre la serie y, con suerte, consideres darle una oportunidad.

Si te gustó este contenido y quieres leer otros parecidos, ¡suscríbete al newsletter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.