Menú Cerrar

¿Qué es un bloqueo creativo y cómo superarlo?

b 2480x1840 1

¿Qué es un bloqueo creativo y cómo superarlo?

¡Ah, la frase temida por todos los escritores! El terrible, el cruel, el desastroso “bloqueo creativo”. Para bien o para mal, esto es algo con lo que nos topamos todos los escritores, independientemente del tiempo que llevemos escribiendo.

Es algo que te pasa a ti, a mí y a Stephen King. Probablemente a distintos grados de complejidad, pero no hay duda alguna de que sucede. Desde ese punto de vista, podemos considerar que los bloqueos son parte del proceso creativo, y eso nos debería mentalizar para no tenerles miedo.

Si quieres aprender más sobre este concepto y descubrir algunos tips para superarlo, ¡lee este artículo hasta el final!

¿Qué es un bloqueo creativo?

El bloqueo creativo es la sensación de no saber cómo progresar una historia o siquiera iniciarla. Es un sentimiento negativo que te impide avanzar tu proceso creativo y te hace quedarte “en blanco” por un periodo de tiempo que puede durar desde horas hasta meses.

Esta es la razón por la que a ningún escritor le gusta toparse con esta clase de bloqueos creativos, ya que se vuelve extremadamente difícil saber cuándo saldrás de él o si podrás salir de él para empezar.

Quizás, este concepto sea uno de los principales obstáculos que impiden a los autores terminar sus obras y compartirlas con el mundo, y por eso es uno de los peores males que afectan al universo narrativo.

¿Por qué es tan común que nos suceda?

Bueno, los bloqueos creativos son comunes por el simple hecho de que escribir una historia ES BASTANTE DIFÍCIL, especialmente si estás manejando una temática compleja y una trama con muchos personajes, un mundo vasto e idiosincrásico, villanos con motivaciones bien desarrolladas, un sistema mágico, etcétera.

Si a todo eso le añadimos arcos de personaje, temática, subtramas, lore, y más, es normal que los escritores encontremos trabas a la hora de lograr que todas esas piezas encajen unas con otras.

Sin embargo, cabe destacar que los bloqueos creativos también son áreas de oportunidad interesantes para nosotros y no deberíamos temerles. Me explico:

Si pones tu mano sobre una vela, el calor de la llama te dirá “quítala”, te hará saber que lo que estás haciendo no es bueno para ti. Los bloqueos creativos la gran mayoría de las veces aparecen por la misma razón: son un reflejo de la historia que nos está diciendo “esto no tiene sentido” o “esto está mal”.

Cuando nos trabamos, es porque de una forma u otra entendemos que el camino que está tomando la historia no es el indicado, y nuestro cerebro nos está diciendo que nos detengamos y pensemos con mayor cuidado en lo que necesita nuestra obra.

Este concepto también aplica cuando tu bloqueo creativo aparece desde antes de visualizar la historia. Ya sabes, hablo de ese momento en el que ni siquiera sabes “qué quieres escribir”. Aquí, el bloqueo creativo lo que quiere es que te preguntes cuál es el dilema que te atormenta, el que hará que desarrolles una historia que lo explore.

En pocas palabras, te está revelando que la forma con la que estás iniciando el proceso creativo es errónea, y necesitas dar un paso para atrás y mirarte a ti mismo con honestidad.

Por eso, no dejes que los bloqueos creativos te desmotiven, sino que tómalos como una oportunidad de oro para cambiar tu perspectiva y crear nuevas estrategias para avanzar tu proceso creativo.

3 tips para superarlo

Ahora que conoces a fondo el significado de este concepto, deja que te comparta 3 tips que te ayudarán a superarlo cada vez que muestre su fea cara. ¡Aquí te van!

Trabaja más, no menos

Muchos escritores caen en la trampa de desmotivarse cuando se topan con bloqueos creativos o tomarse “días de descanso” esperando a que la musa vuelva, casi como si quisieran un milagro.

Si bien es cierto que se vale despejar tu mente para salir de los bloqueos creativos, esto solo aplica cuando tu bloqueo llega por culpa del cansancio y el trabajo excesivo. En ese caso, ¡lo único que necesitas es descansar!

Ahora, si el descanso no solucionó el problema, entonces lo que necesitas no es menos trabajo, sino más. Necesitas dedicarle más tiempo a tu historia, pasar más horas con tus personajes y escribir más borradores.

La creatividad no es algo que aparece de la nada como algunos te harán creer, sino que es fruto del esfuerzo y una mente disciplinada. Cualquiera puede tener una idea interesante y fugaz; cualquiera puede pensar en una premisa atractiva. Sin embargo, no cualquiera puede pasar de la idea al hecho y sacarle el máximo potencial posible a su visión.

Si realmente quieres que tu bloqueo creativo se quede en el pasado, entonces debes colocarte una rutina de trabajo y seguirla con la mayor rigidez posible. Acomódala a tus posibilidades y agenda, pero créala. ¡Este es el mejor consejo que te puedo dar!

Vuelve al inicio

Por supuesto, si piensas dedicarle mucho tiempo y esfuerzo a tu historia para salir del bloqueo creativo, conviene que también sepas por dónde empezar y, curiosamente, el mejor lugar para hacerlo es justamente el comienzo.

Lo que debes hacer aquí es preguntarte cosas como:

  • “¿Por qué empecé a escribir esto?”.
  • “¿Por qué coloqué a este protagonista?”.
  • “¿Por qué cree este conflicto central?”.

Las respuestas a estas preguntas básicas son las que te ayudarán a entender con mayor profundidad el valor y significado de las escenas o momentos de la trama que te tienen trabado. Eso incluso puede significar que descubras que esas escenas NO TIENEN VALOR, lo cual también es un aprendizaje invaluable.

Conoce a tus personajes más a fondo

En mi experiencia, una de las principales razones por las que me topo con bloqueos creativos es precisamente porque en algún punto de la historia obligué a alguno de mis personajes principales a hacer algo que no va con su personaje.

En pocas palabras, le quité su agencia para que hiciera lo que yo quería, no lo que él haría de acuerdo a su personalidad y motivaciones. Esta acción llevó la narrativa a un lugar que se siente antinatural e insatisfactorio, y el bloqueo me ha servido justamente para descubrir ese punto de ruptura y corregirlo.

Ahora, cabe destacar que jamás serás capaz de solucionar este problema si no conoces a tus personajes; si no te das el tiempo de entenderlos y aprender los detalles más relevantes de su historia.

Si tu bloqueo creativo no parece estar amarrado a la trama, entonces probablemente tiene que ver con el desarrollo de tus personajes y la forma en que estás llevando su arco.

¡Tenlo muy presente!

¡Y ya con eso acabamos! Ojalá este artículo te haya servido de algo. Si fue así (o no), no olvides dejar tu comentario. ¡Me encantaría escucharte!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.