Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?

Gracia a la recomendación de Ikki, un ávido lector del blog que hace sugerencias geniales para artículos, me metí en Netflix con la intención de darle una oportunidad a Final Space.

Para ser honesto, cuando vi el trailer, pensé que sabía exactamente de qué trataría esta serie. Parecía un Rick and Morty wanna be y parte de mi interés se esfumó, pero puse mis prejuicios a un lado y le di una oportunidad.

¡Y vaya que valió la pena! Me terminé topando con una serie divertida, refrescante y que tiene una combinación de elementos única.

Me parece que es una serie con tantas cosas interesantes, que valía la pena hacer todo un artículo sobre ella.

Deja que en esta review (sin spoilers) te diga todas las razones por las que debes darle una oportunidad a Final Space y veas el resultado de fusionar dos géneros que, a primera vista, son incompatibles: el horror cósmico y la comedia. ¡No te lo pierdas!

Sinopsis de Final Space

final space, Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?
¡Oye! ¡Pon los frenos!

Final Space es una serie para adultos que narra la historia de Gary Goodspeed, un prisionero del Galaxy One, una prisión en el espacio donde su única compañía es una AI llamada HUE y un robot fastidioso llamado KVN.

La vida de Gary gira en torno a realizar las actividades de mantenimiento de la nave y poco más, por lo que la soledad lo está carcomiendo hasta el punto de la locura. Por suerte, su situación cambia cuando se topa por casualidad con una criatura alienígena bastante tierna, pero que esconde la habilidad de destruir planetas enteros.

Gary se hace amigo de esta criatura y la nombra Mooncake, y a partir de ahí se desencadenan una serie de eventos que hacen que la existencia del universo como la conocemos esté en peligro, así como el concepto que tenemos de ella.

¿Qué la hace especial?

Si esa sinopsis de por sí no te convenció, hablemos un poco sobre los elementos que hacen que esta serie sea especial y disfrutable, tanto si eres un espectador más o alguien que quiere convertirse en escritor profesional.

¡Aquí te van!

Tiene personajes increíbles y memorables

final space, Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?
¡Ajá! ¡Se pondrá bueno!

A medida que la historia avanza, somos introducidos a personajes nuevos y divertidos, cada uno con su propia gama de debilidades y fortalezas, y motivaciones particulares en la trama. No hay un solo personaje que se repita en la historia, ni tampoco una filosofía de vida que se replique.

Cada uno, desde la idiosincrásica AI, HUE, hasta el poderoso villano, Señor Comandante, tienen sus propias características únicas que le permiten brillar con luz propia y ganarse un lugar en tu lista de favoritos.

Más de una vez te encontrarás riéndote a chistes internos de los personajes y bromas recurrentes de los episodios que son más y más personales a medida que avanza la historia.

Además, ¡cada uno de ellos vive un arco! Así es, aunque no lo creas, bajo esa superficie payasa y bromista, existe una gigantesca complejidad en los personajes, y esto les permite crecer y evolucionar a lo largo de la serie.

No es la típica caricatura para adultos

final space, Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?

Ya sabes a qué me refiero con la “típica caricatura para adultos”. Es la fórmula South Park, Simpsons y Rick and Morty, con personajes patéticos e inmorales haciendo estupideces de un lado a otro, pero que en lo profundo esconden una profunda idiosincracia que los hace humanos y parecidos a nosotros.

Esta fórmula la repiten todo tipo de series, por lo que muchas veces se siente repetitiva y cansada. Por ejemplo, los imitadores de South Park hacen críticas a la sociedad de formas ridículas; las estilo Simpsons, incluyen una gran variedad de personajes con estereotipos definidos de los que luego se burlan; y la fórmula Rick and Morty está más guiada a las aventuras desquiciadas y el nihilismo.

No tengo nada en contra de la fórmula, pero cuando veo series como Big Mouth, Paradise Police, Family Guy y Bojack Horseman, me empiezo a aburrir después de unos cuántos episodios, porque estoy viendo la misma mona con un maquillaje distinto.

Por suerte, Final Space no cae en ninguna de esas categorías. Para empezar, no es una serie episódica, sino que sigue una trama de inicio a fin, donde el episodio siguiente empieza donde el anterior se quedó.

Esto puede parecer un cambio menor, pero hace toda la diferencia, porque significa que los personajes pueden cambiar de manera profunda a medida que la historia avanza.

Una de las cosas que me aburren un poco de las series episódicas, es que todo tiene que volver a “la normalidad” cuando el episodio acaba, de forma tal que las dinámicas entre personajes se mantengan iguales y no sea necesario que veas toda la serie para entenderla.

Rick and Morty es una de las pocas series que trata de darle una vuelta a esto, creando pequeños cambios incrementales en sus personajes, pero de todas formas está muy limitada en cuanto a los arcos de personaje que puede crear.

Final Space no solo no tiene esta limitación, sino que genuinamente se preocupa de darle a todos sus personajes un camino de crecimiento y algo memorable que hacer en la historia.

Además, ¡los personajes NO son unos completos desgraciados! Es cansino ver “series de adultos” que parecen estar hechas por adolescentes edgy y que están pasando por una fase rebelde.

Todo tiene que ser ridiculizado, los personajes son inmorales, pero esto nunca tiene consecuencias en su vida, a cada rato se hacen exclamaciones absolutistas y parciales de la existencia como “nada importa”, “somos polvo en el cosmos”, “haz lo que quieras cuando quieras”, y así.

Es falso, pseudointeligente y cliché. En parte por eso no soy un gigantesco fan de Rick and Morty (a pesar de que me da mucha risa y hay episodios que se me hacen absolutamente geniales), porque los mensajes centrales que transmiten los personajes son muy fáciles de ignorar y quedarte con la idea superficial: nada importa.

Si bien es cierto que por lo menos hacen el esfuerzo de mostrar la otra cara de este argumento, por la forma en la que Rick sufre y cómo la transformación de Morty nos muestra que cualquiera puede convertirse en un psicópata, los símbolos no muestran esto como algo malo o poco deseable, porque muchas veces termina dándole a los personajes exactamente lo que buscaban.

Entiendo que estas series tratan de mostrar personajes con debilidades fuertes que los humanicen, pero la misma naturaleza satírica de la historia termina produciendo el efecto contrario, y haciendo que se sientan más como monstruos que como personas.

No estoy diciendo que esto está mal, simplemente que es tan repetitivo que se vuelve predecible y aburrido.

En el caso de Final Space, los personajes son mucho más heroicos y bondadosos. Lo que los mueve no es una motivación rebuscada y egocéntrica, sino algo mucho más personal y propio. No se sienten como psicópatas, sino como personas reales, que cometen errores, pero tratan de dar lo mejor de sí mismos y poner una cara valiente y divertida ante la adversidad.

Este cambio, que en cualquier otro estilo de serie sería la norma y no tendría nada de especial, se siente sumamente refrescante, especialmente porque el show no pierde su humor negro ni su capacidad para la sátira.

¡Y no solo eso! Como los personajes se sienten tan humanos, hay más espacio para explorar sus caídas emocionales y sus arcos de redención, algo que esta serie hace sin ningún problema.

Esto te puede gustar o no gustar, pero al final del día hace que Final Space sea una experiencia única en el mundo de las caricaturas para adultos, y eso le da varios puntos a mi parecer.

Es genuinamente chistosa

final space, Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?

Para serte honesto, no estaba seguro si incluir algo tan subjetivo, pero creo que vale la pena hacerlo en este caso.

Está claro que el humor tiene un valor distinto para cada quien, y que es muy probable que algunos chistes que hicieron que me riera a carcajadas, a ti no te saquen más que una leve exhalación por la nariz.

Sin embargo, me atrevería a decir que Final Space tiene suficientes elementos para sacarte más de una risa estruendosa. La variedad de personajes da para todo: tanto para chistes obvios y tontos, como bromas más sofisticadas e inteligentes.

Más de una vez tuve que volver a ver escenas simplemente para revivir uno de los tantos momentos graciosos de la serie, y me atrevo a decir que te pasará lo mismo.

Fusiona el horro cósmico de Lovecraft con la comedia (y le sale bien)

final space, Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?

El primer capítulo de Final Space es lo suficientemente interesante para hacer que veas el siguiente, pero no me pareció nada espectacular. Era divertido y tenía una premisa interesante, pero hasta el capítulo dos no es más que una odisea espacial con elementos típicos de ese género.

Sin embargo, en el capítulo tres se empiezan a presentar de una forma más directa los elementos lovecraftianos de la historia y la verdadera naturaleza de la serie se empieza a mostrar ante ti.

Ni siquiera Rick and Morty, con sus aventuras interdimensionales y criaturas fantásticas, ha sabido capturar de una forma tan interesante los elementos que hacen que el horro cósmico y la envergadura del universo sean herramientas narrativas tan poderosas.

No voy a spoilear nada, porque de verdad vale la pena que lo experimentes por tu cuenta, pero Final Space tiene todo un lore escondido que hace que su mundo se sienta vasto, complejo y terrible.

Por supuesto, no te vas a asustar con la serie, ese no es mi punto, pero si te quedarás con la sensación de que hay mucho por descubrir y que la aventura apenas comienza.

Además, este uso de los elementos sobrenaturales también permite que la serie haga uso de símbolos bastante poderosos y variados, porque no está simplemente limitada a sistemas mágicos científicos, sino que también se extienden al mundo de la fantasía.

Esta combinación le da mucho sabor a la serie, a pesar de que no es nada fácil de lograr balancear ambas cosas.

Por suerte, los escritores entienden a la perfección cómo mezclar la comedia dentro de la mitología lovecraftiana: crean y mantienen misterios insondables sobre el universo, a la vez que los exponen a personajes irreverentes y decididos que los enfrentan lo mejor que pueden.

Aquí está el secreto de su éxito, porque les permite tener lo mejor de los dos mundos.

¡Dale una oportunidad!

final space, Final Space: ¿qué sucede cuando fusionas mitología lovecraftiana con humor?
Este es el Gary real

Espero que este artículo te haya motivado a ver la serie. Si eres fanático de las caricaturas para adultos, estoy seguro que Final Space entrará en tu top de favoritas.

Si es así, asegúrate de dejarme un comentario en este artículo sobre tu experiencia, ¡me encantaría escuchar tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.