Menú Cerrar

Plot armor: qué es y por qué no es tan malo

batman plot armor

Plot armor: qué es y por qué no es tan malo

Es muy común que personajes famosos y extremadamente competentes reciban constantemente la crítica de que traen un exceso de plot armor.

Sin embargo, aunque muchas veces esa crítica está justificada, hay muchas ocasiones en las que se malentiende, tanto porque se considera un defecto en la narrativa cuando no lo es o, peor todavía, que significa que el personaje en cuestión es una Mary Sue/Gary Stu.

Lo cierto es que el plot armor es uno de esos conceptos que tiene muchos matices y necesitas entenderlos a fondo si no quieres confundirte a la hora de construir o analizar una historia.

Si quieres aprender todo sobre este tema, ¡lee este artículo hasta el final!

¿Qué es plot armor?

Plot armor es el fenómeno narrativo en el que un personaje (usualmente el protagonista) recibe beneficios especiales que le permiten superar cualquier obstáculo.

Es algo así como cuando Batman, casualmente, siempre tiene justo la herramienta o el plan ideal que le ayudará a escapar o vencer a su contrincante, sin importar qué tan específica o adversa sea la situación.

El plot armor también puede aparecer cuando los villanos súbitamente fallan todos sus tiros, aunque tienen al héroe en la mira, o que este reciba doscientos tiros y no muera mientras los secuaces malignos reciben un golpe en el pecho y caen como partidos por un rayo.

En sí, es el vehículo que utilizan los escritores para permitir que los personajes puedan continuar en la historia sin pagar el precio más “realista” por los errores que cometieron o los obstáculos que se encontraron.

¿Es algo que debes evitar a toda costa?

Todo lo que mencioné antes probablemente te suena extremadamente negativo, y seguro estás llegando a la conclusión de que el plot armor se debe eludir como si fuera la mismísima lepra, pero eso sería una forma muy extremista y poco útil de interpretar el concepto.

En realidad, te será prácticamente imposible construir una historia sin plot armor, sobre todo porque mientras más te obsesionas con él, empiezas a darte cuenta que no puedes incluir ningún tipo de conflicto significativo en tu narrativa.

Por ejemplo, ¿es plot armor que en Crimen y Castigo nuestro protagonista logre cometer un asesinato torpemente ejecutado sin que nadie lo descubra? Pues sí, pero aquí es cuando el plot armor sirve como beneficio para la historia que Dostoyevsky quería contar, porque justo lo que el arco del personaje necesitaba era lidiar exclusivamente con las consecuencias psicológicas y éticas del hecho, no las sociales.

De la misma forma, el hecho de que Han, Luke y Leia no sean destrozados por simples Storm Troopers es plot armor, pero creo que todos estamos de acuerdo en que sería muy anticlimático que la película durara 40 minutos porque, para entonces, los villanos ya ganaron.

La cuestión aquí es que el uso del plot armor nunca debe superar la suspensión de incredulidad de tu audiencia. De lo contrario, los sacará de la historia y les impedirá reengancharse.

Es por eso que muchos se cansan de que Goku saque una transformación tras otra, especialmente cuando parece que no se la ha ganado. La sensación que tienes es que el personaje solo recibe esos beneficios por ser el protagonista; porque el plot armor juega a su favor.

4 tips para que no se convierta en una debilidad

Como ya dejamos claro que el plot armor es algo inevitable en las historias, entonces el siguiente paso es cómo podemos asegurarnos de que no se pase de la raya.

¡Estos 4 consejos de ayudarán!

Asegúrate que tus personajes merecen sus victorias

Uno de los principales problemas del plot armor mal utilizado, es que le quita mérito a las victorias del protagonista.

Es como cuando en Yu-Gi-Oh el protagonista no solo consigue justo las cartas que necesita, sino que rompe las reglas del juego para crear estrategias que no tienen ningún sentido en el contexto del mundo.

Efectivamente, muchas de sus victorias vienen con “trampa” y es por eso que cada una de ellas pierde peso.

El plot armor nunca puede evitar que el personaje “salga del juego” o empujarlo en la dirección correcta, pero no puede provocar su victoria. Necesita ganársela con el sudor de su frente gracias a las lecciones que ha ido aprendiendo a lo largo de su arco.

Si no tomas este consejo en serio y abusas del plot armor, no solamente arruinarás la credibilidad de tu historia, sino que le quitarás todo el impacto que puede tener.

Permite que tus personajes sufran consecuencias permanentes por sus errores

Una de las razones por las que el plot armor se confunde tan seguido con las Mary Sues, es porque este concepto siempre aplica para esa clase de personajes, justamente porque el plot armor es muy útil para evitar consecuencias graves para los personajes de la historia.

Es decir, si tu personaje está a punto de morir de un balazo, puedes hacer que su inteligencia sea tan prominente que, concentrándose, es capaz de mantenerse con vida (*tos* Sherlock de la BBC *tos*). Lo que estás haciendo aquí es usando el plot armor para anular una consecuencia permanente (la muerte) y continuar la historia como si nada, y en el camino estás rompiendo la lógica de la narrativa.

Si bien está claro que es probable que no convenga que tu personaje se muera aquí, sí es importante que le ofrezcas un “costo” a la acción que lo salvó, de lo contrario, estarás robando todo el impacto que el momento tuvo.

Por ejemplo, Sherlock podría tener para siempre un daño en los pulmones que le impide correr o vivir de la misma forma, quizás tenga para siempre pesadillas por lo que vio mientras moría, o cualquier otra cosa.

El punto es que la historia se sienta balanceada, como que el personaje obtiene beneficios, pero también reveses que lo estrellan contra el suelo.

Justo de la existencia de ese equilibrio es que lograrás que la audiencia perdone aquellos momentos en los que el personaje parece tener una “suerte” improbable, porque entenderá que así como las cosas pueden salirle bien, también pueden salirle mal.

Permite que las instancias peligrosas les hagan evolucionar

Otro problema que puede ocurrir por un uso exagerado del plot armor, es que le quita la oportunidad al personaje para aprender y, a su vez, la razón para hacerlo.

Verás, narrativamente hablando, el elemento más poderoso para crear puntos de inflexión en un personaje, son las derrotas.

Las motivaciones, las metas y sentimientos como el amor también son muy útiles, pero no se comparan con el hecho de que, a pesar de sus esfuerzos, el personaje falle.

Eso es porque la neutralidad o la victoria no son llamadas de atención, no son una invitación al cambio, sino a continuar el camino que está frente a ti.

Entonces, tu plot armor no debe robarle al personaje estos momentos para seguir evolucionando a lo largo de la historia. No puedes darle victorias contra un oponente más entrenado y preparado solo porque sí o que todo lo que intente salga bien, sin importar lo improvisado del plan.

Es por eso que muchas iteraciones de Batman se sienten aburridas y planas, porque el personaje por “ser Batman” puede resolver cualquier conflicto cuando quiera, lo cual no da espacio para que tenga que crecer y superarse, anulando toda posibilidad de que exista un arco para él.

Las mejores historias de Batman son justamente aquellas donde se ve superado, donde lo mejor que tiene para ofrecer no parece ser suficiente, y se le requiere ser más de lo que era al inicio de la trama.

Si cuidas este detalle, tu plot armor no se volverá invasivo ni molestará a tu audiencia.

No te metas en un callejón sin salida

Ahora, si me permites volver hasta el ejemplo anterior que mencioné sobre Sherlock, seguramente recuerdas que mencioné que está claro que lo ideal no sería que el personaje muriera en ese momento y en esas circunstancias.

Lo cierto es que, narrativamente hablando, no recurrir a un plot armor en esa instancia terminaría lastimando más la historia, porque el arco de Sherlock no estaba listo para acabar ahí, ni tampoco la trama.

Dicho de otra forma, el error no está en el plot armor en sí, sino en la situación en la que los escritores se colocaron a sí mismos. Una vez ahí, sin importar qué decidieran, terminarían impactando negativamente la narrativa de una forma u otra.

Entonces, una de las mejores formas de evitar que incluyas un plot armor descarado e invasivo, es que estructures tu historia y te asegures que la trama no te obliga a sacarte un as improvisado de la manga.

¡Y con eso terminamos el artículo! Espero que te haya servido y hayas aprendido mucho.

Si te gustó el contenido, seguramente disfrutarás este otro sobre los plot twists y cómo ejecutarlos correctamente. ¡No te lo pierdas!

Publicado en Escribir

5 comentarios

  1. Ivan

    Bueno pero todos estamos de acuerdo en que si Batman le gana a Superman prácticamente puede hacer lo que sea, no? Llamémosle la ley Batman, aunque pierda gana XD

  2. David

    Yo estoy completamente de acuerdo con el artículo. Si el protagonista tiene una aventura de sobrevivencia en mitad de la historia, ya sabemos que va a sobrevivir y es lo que debe ser, para poder seguir contando su historia hasta el final. En ese punto el plot armor es un deber narrativo, una obligación. Por lo tanto, lo que importa es que se construya la aventura de tal forma que sea creíble su sobrevivencia, que no parezca “demasiada” suerte, ya que eso sería lo criticable. Pero eso no quita que siga siendo un plot armor (el debido y necesario), sólo que bien ejecutado.

  3. VicenteContreras

    La verdad, creo que mayor en parte estas muy equibocado.
    No apoyo la idea de tratar de crear menos plot armor posibles (ya que obio al ser humano siempre uno puede equibocarse) pero la verdad es que si la accion de combeniensa (es decir, el plot armor) este justifocado, en lineas simples, ya no sera plot armor, es decir, no estás dando ejmplos de como tapar lo mejor posible un error argumentativo, ya que a pesar que pueda tener peso en la trama no quitara que tenga un weco en la misma, siendo sinsero, a pesar que es casí imposible no caer en un plot armor, hay varias formas para evitar que recurrir a estas.

    Eejmplo: las balas, si mi personaje no le llega ninguna bala a pesar de estar en la mira es un plot armor, pero si ya sea, logro hacer que esa accion sea creible, o basicamente explicar el por que es así, si digo que mi personaje no le llegan ninguna bala por que utiliza los cadaberes de sus enemigos para disparar, ya no sera un plot armor y ese problema se soluciona de forma facil, ya que rellenaste un weco argumental, sin la nesesidad de tratar de taparlo.

    Ejemplo: el tipico pawer up, aqui es sensillo, si la logica o el mundo de tu serie da entender que es posible tener un aumento de poder de sierta forma, y en esa situacion de peligro siempre y cuando esa situacion cumpla esos parametros, y qie tambien este bien explicado, el aumento de poder estara justificado y si al estar bien explicado, eso hara que la situacion no descoloque al publico.

    Un ejemplo es mi serie que estoy creando, deje en claro que un ser vivo puede alcansar más de su potencial dependiendo del mismo y la situacion y la especie o ADN, con los humano ese aumento se basa en ese principio que el humano usa entre el 60 y 70% de su fierza natural, pero en situaciones estresantes y de peligro mortal, es capaz de liberar el 100%.
    Y para otras especies como por ejemplo los “hibridos” y una entre esas especies llamas “ashuras”(hibridos entre humanos y especies sobrenaturales como por ejemplo los socubos) al ser una especie gerrera, es obio que algunos podran tener aumentos incluso de estadistocas en combate al ser una especie echa para eso, y ese aumento se manifiesta de forma diferente.

    Es decir, es más facil tratar de llenar un weco o un plot armor, que tratar de camuflarlo

    • J.E.F.S

      En realidad no estás en desacuerdo conmigo. Todos los ejemplos que comentas son plot armor, pero el tema es justamente que el desafío de un escritor es evitar que eso rompa la suspensión de incredulidad de la audiencia; es decir, “que te lo compren”. El plot armor no es algo malo, es una realidad de la construcción de historias, así de sencillo. Simplemente, hay que saber manejarlo para que no arruine la inmersión de la audiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.