Menú Cerrar

True Detective: una exploración honesta del nihilismo

True Detective

True Detective: una exploración honesta del nihilismo

El nihilismo es una idea que ha inspirado a cientos de escritores a crear historias, pero no es tan común ver que realmente forme parte de una exploración narrativa honesta e interesante. Es justamente eso lo que hace que True Detective (o al menos su primera temporada) sea una serie tan destacada.

Dirigida por Matthew McConaughey y disponible en HBO Max, True Detective es una de esas series para adultos que tiene una alta producción y está más que dispuesta a meterse con temáticas complejas y realidades duras y cruentas.

Dicho esto, la pregunta clave es, ¿vale la pena verla? En esta reseña, haré todo lo posible para que puedas responder esa pregunta por tu cuenta. ¡Aquí voy!

Nota: este artículo solo hablará sobre la primera temporada. Por lo que veo, cada una introduce nuevos protagonistas y un caso totalmente nuevo, así que lo que aplica para una, no necesariamente aplicará para las demás. ¡Tenlo presente!

Nota 2: ¡artículo sin spoilers!

Sinopsis de True Detective (primera temporada)

True Detective cuenta la historia de dos detectives, Rustin Cohle y Martin Hart, quienes en 1995 se toparon con un horrible asesinato llevado a cabo a modo de ritual satánico, el cual parece estar relacionado con otras desapariciones que han tomado lugar en el estado de Luisiana en Estados Unidos.

Aunque ellos creen haber resuelto el caso, nueva evidencia en el año 2012 les obliga a revisitar su pasado y enfrentar una oscuridad que creían haber derrotado.

¿Te la recomiendo?

No es una serie para personas sensibles ni menores de edad, pero si no caes en ninguna de esas dos categorías, definitivamente te puedo recomendar esta serie.

Por mucho, lo más interesante de la misma no es la investigación policíaca, sino la interacción entre los dos personajes principales, Rustin y Martin.

El primero es un nihilista asqueado con el mundo que ha perdido la esperanza después de perder trágicamente a su hija cuando esta era solo una niña.

El segundo, por su parte, es un hombre casado que da por sentado a su familia y que, aunque no comparte las ideas nihilistas de su compañero, está más que dispuesto a dejarse llevar por el hedonismo de vez en cuando.

Matthew McConaughey y Woody Harrelson hacen una labor extraordinaria a la hora de llevar estos personajes a la pantalla chica, dotándolos de una gran personalidad y presencia que los hace entretenidos de ver en todo momento.

Si a esto le sumas el interesante formato narrativo que nos tiene saltando del pasado al presente constantemente, True Detective rápidamente se convierte en una de las series más originales que HBO Max tiene para ofrecerte.

Características de True Detective

Por supuesto, lo que mencioné antes es solo mi opinión. Si quieres formarte tu propia idea de si esta serie te gustará o no, déjate que te hable un poco sobre las características que tiene y si son compatibles contigo.

¡Aquí te van!

Débil: es lenta y los actores son los que la salvan

La gran mayoría de la serie se lleva a cabo por medio de interrogaciones que le hacen a los personajes en el presente (el año 2012). Esto hace que una buena parte de la historia se lleve a cabo por medio de exposición que hace que el ritmo narrativo constantemente baje de velocidad e, incluso, llegue a detenerse por completo.

Si a esto le sumas que incluso las escenas en el pasado (que son más activas porque no caen en la exposición con tanta fuerza) también contienen muchos diálogos densos sobre la existencia humana, terminas con una serie que fácilmente puede hacerse aburrida.

Por suerte, las actuaciones de Matthew McConaughey y Woody Harrelson son tan buenas que logran que te olvides de esta lentitud, o por lo menos sirvieron conmigo y mi esposa. Si NO crees que funcionará contigo, entonces quizás True Detective no sea de tu agrado.

Débil: True Detective abusa un poco del shock factor

Aunque la mayoría de las escenas duras de la serie tienen justificación narrativa, hay muchas ocasiones en las que no, especialmente cuando hablamos de escenas de sexo.

La trama de True Detective maneja muchos de los peores vicios de la humanidad y es obvio que eso la llevará a presentar muchas escenas subidas de tono, el tema es que esto no siempre viene con una justificación narrativa que aporte verdadera profundidad a esas escenas.

Esto le quita un poco de valor temático a la historia que, aunque no la hace superficial, sí disminuye su calidad narrativa.

Fuerte: explora el nihilismo de una forma interesante

A diferencia de otras historias nihilistas más superficiales, True Detective no cae en la trampa de decirle a la audiencia que la única perspectiva válida es la del personaje nihilista ni tampoco la de menospreciar por completo lo que dice.

En realidad, esta idea forma una parte central de la dinámica entre Rustin y Martin, y es por medio de su intercambio de conceptos que la temática toma profundidad.

Para el final, True Detective deja por completo en tus manos la conclusión que debes extraer de la historia y la forma en que debes pensar sobre el valor de la existencia humana.

Fuerte: las actuaciones son geniales

Si lo que mencioné antes sobre cómo las actuaciones me permitieron ignorar el ritmo lento de la historia no fue suficiente, déjame ser todavía más claro: los actores hacen un gran trabajo aquí.

Y lo cierto es que este mérito no le pertenece solo a los protagonistas, sino también a los personajes secundarios que toman relevancia en el relato, como la esposa de Martin o el villano principal.

Cada uno de ellos aporta su propio grano de arena a la historia que permita que sea un producto cinemático de muy alta calidad.

Fuerte: los personajes son complejos y están bien construidos

Claro está, los actores no pueden hacer mucho si la construcción de personajes no hace su papel también. En True Detective, no existe un personaje que no tenga motivaciones y fallas claras para hacer lo que hace.

Desde el satánico desquiciado que lleva a cabo los asesinatos hasta la amante de Martin, tienen su propia idiosincrasia que, si bien es cierto que no es tan profunda como la de los protagonistas, está lo suficientemente bien elaborada para que se sienta que son personas reales y no meros vehículos narrativos.

Dicho esto, incluso si los únicos bien hechos fueron Rustin y Martin, ambos ofrecen tanta complejidad y valor narrativo que por sí mismos harían que valiera la pena ver la serie.

En el medio: no es la clásica historia de detectives que esperas

Ahora, es importante destacar que True Detective no es una clásica historia de detectives, y eso puede ser algo bueno o malo dependiendo de lo que buscas.

Lo cierto es que, aunque la investigación policíaca es una parte importante de la trama, el verdadero enfoque de la historia está en la relación entre Rustin y Cohle y los problemas personales que cada uno arrastra.

Es cierto que atrapar al asesino es importante para los dos, pero esto se encuentra en segundo plano en comparación con los dilemas que su propia existencia les genera y generaba mucho antes de toparse con este terrible caso.

Dependiendo de qué tan atractivo te resulte esto, puede ser que la historia sea para ti o no.

¡Espero que esto sea suficiente para tomar una decisión! Si te gustó el artículo y quieres leer otros parecidos, ¡asegúrate de suscribirte al newsletter del blog!

Publicado en Series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.