Menú Cerrar

One Piece: son muchos capítulos, pero vale la pena

One Piece Stampede

One Piece: son muchos capítulos, pero vale la pena

Por el simple hecho de ser un anime shonen, One Piece muchas veces se coloca al lado de otras series del mismo estilo como Bleach, Fairy Tail o Naruto, algo que puede ser bueno para la serie, pero también malo, porque aquellos que no disfrutan los shows que mencioné antes, creerán que One Piece es una más del montón.

Esto es algo muy triste porque, aunque es cierto que One Piece no es para todo el mundo, también es verdad que es para muchas más personas de lo que crees (lo cual es extraño de pensar considerando que es el manga más exitoso de la historia).

La cuestión es que One Piece no ha tenido éxito y se ha mantenido al aire por más de veinte años por casualidad. Esta es una obra maestra de la que estoy convencido que se hablará por generaciones y justo por eso quiero hacer un artículo que invite a otros a formar parte de este gran viaje.

Si quieres escuchar mi opinión al respecto, ¡no pares de leer!

Sinopsis de One Piece

La historia de One Piece toma lugar en un mundo vasto y fantástico en el que se está llevando a cabo la Gran Era Pirata. Este movimiento fue detonado por el legendario pirata Gold Roger, quien justo antes de morir confesó haber escondido todos sus tesoros en una isla misteriosa. El que consiga este inmenso tesoro, el One Piece, obtendrá una fama eterna, así como el título de Rey de los Piratas.

Nuestro protagonista, Luffy, es un joven amante de las aventuras que quiere encontrar este tesoro y explorar el ancho mundo. Luffy se embarca en el mar y poco a poco forma una tripulación pirata con la que se dispone a alcanzar su sueño.

¿Te la recomiendo?

¡SÍ! Aunque One Piece es una de esas series que tienes que aguantar un poco al inicio (especialmente ahora que los primeros capítulos tienen una animación bastante obsoleta), lo cierto es que vale la pena invertirle tiempo.

También es cierto que el estilo artístico del anime puede hacer que algunas personas lo rechacen de entrada, pero eso sería un gran error. Es precisamente el estilo de One Piece lo que le permite tener historias tan increíbles y personajes que destacan con tanta facilidad. Te acostumbrarás después de unos cuántos capítulos y ya te resultará lo más común del mundo.

Hay muy pocas series con las que me siento totalmente cómodo al recomendar, y One Piece es una de ellas.

¿Qué tiene de especial?

Estoy consciente del hecho de que estoy hypeando bastante la serie y por eso quiero ahora justificar lo que digo explicándote los aspectos más importantes que demuestran que One Piece es una serie que está muy por encima del montón.

¡Aquí te van!

No hay nada como One Piece

Como mencioné antes, One Piece es todo menos una serie genérica; de hecho, la principal razón de que su relevancia se mantenga con el paso de los años es justamente lo original que es y los pasos arriesgados que toma para mantenerse fresca TODO EL TIEMPO.

Cada aventura en One Piece es radicalmente distinta a la otra. En una temporada podemos toparnos con una ballena tan grande que tiene una isla en su estómago mientras que en otra podemos ver a nuestros protagonistas navegar un géiser acuático que los lleva hasta otra isla en el cielo.

Cada trama y subtrama está repleta de risas, horribles tragedias, amistades legendarias y enfrentamientos con un valor emocional incalculable.

One Piece es un producto narrativo que genuinamente creo que NO EXISTE en ningún otro lado, incluyendo la literatura, los videojuegos y las películas.

Y lo mejor es que lo logra sin controversias innecesarias, gore o siquiera tomándose a sí misma demasiado en serio. Es una serie que nunca has experimentado y quizás solo por eso vale la pena que le des una oportunidad.

Tiene uno de los sistemas mágicos más geniales de la ficción

La fruta del diablo que mencioné antes (la Gomu Gomu no Mi) es solo una de las miles que existen en este mundo. Luffy se puede convertir en goma, sí, pero también hay un sujeto que puede generar terremotos de la nada, otro que capaz de convertirse en pterodáctilo y alguien que puede transformarte en un juguete y hacer que todos tus seres queridos se olviden que existes.

Estas frutas ayudaron a crear un sistema mágico cuyo potencial llega hasta donde alcanza la imaginación de Eiichiro Oda (creador de One Piece), lo cual es lo mismo a decir que su potencial es infinito.

Ahora… ¿qué pasa si te digo que el sistema mágico no acaba ahí, sino que hay un componente casi igual de complejo llamado Haki? Bueno, quizás ya con eso te empieces a dar una idea de lo rico y genial que es el sistema mágico de One Piece, que además mantiene una altísima calidad desde el capítulo uno hasta el que se publicó la semana pasada.

Es una clase maestra en construcción de mundos complejos

Una de las mejores cualidades de One Piece es la calidad con la que construye el universo narrativo de la serie.

Las oportunidades que abre el sistema mágico también han permitido que los creadores den rienda suelta a su imaginación y creen un mundo que no para de sorprender.

Si te llamó la atención lo de la isla en el cielo, ¿qué tal te parecería saber que esa isla tiene su propia cultura, lore, tecnología y conflictos internos? Ahora, ¿qué pasaría si te dijera que TODAS las ubicaciones de One Piece reciben el mismo trato?

Además de eso tenemos distintas facciones como la Marina, el Gobierno Mundial, los Yonkous y los Shichibukai, cada uno con sus propias motivaciones, filosofía y razón de existir.

Existen pocos mundos tan bien logrados como el de One Piece, así que si te interesa aprender a construir esta clase de universos o simplemente te gusta disfrutarlos, ¡la serie es casi que obligatoria para ti!

También es una clase maestra en tramas complejas

Una de las principales razones por las que One Piece tiene tantos capítulos es porque las tramas que maneja en su historia, especialmente después que la tripulación llega al Grand Line, alcanzan una complejidad más que interesante.

Cada arco introduce un montón de personajes nuevos y coloridos, y una locación con su propia historia y tragedias, y es realmente genial ver como cada uno de esos elementos evoluciona a lo largo de la trama.

¡One Piece siempre se las ingenia para sacarte de tu zona de confort y superar tus expectativas!

La construcción de personajes es genial

A pesar de lo bien logrado que está el universo de One Piece y su sistema mágico, si le preguntas a los fanáticos de la serie qué es lo que más aman de ella, TODOS te dirán que son los personajes.

A diferencia de otros shonen, One Piece no tiene una trama como excusa para hacer que los personajes principales peleen contra villanos y utilicen nuevos y emocionantes poderes. Hay de eso, claro, pero lo que más le importa a One Piece son los personajes que viven esos enfrentamientos.

No es tanto que Luffy venza al pirata malvado en el último capítulo de la saga, sino lo que esa victoria representa para los personajes involucrados en la historia. Esto hace que One Piece tenga un montón de momentos emocionales que se quedan contigo para siempre; momentos que tienen rostros y nombres porque los vives junto a personajes muy bien logrados que lograron transmitirte cientos de emociones complejas.

Hay mucha tragedia en One Piece, pero también mucha alegría, y todo eso lo logra gracias a su excelente construcción de personajes.

La gran debilidad de One Piece

No puedo terminar este artículo sin hablarte sobre la gran debilidad de One Piece que impide que muchas personas se decidan por darle una oportunidad y que, si lo hacen, se desenganchen muchas veces: es extremadamente larga.

Para el momento en el que escribo este artículo, One Piece tiene más de mil episodios publicados, y por mucho que diga que la serie utiliza esa inmensa cantidad de capítulos para explorar con profundidad los elementos de la trama, lo cierto es que el pacing es bastante inconsistente.

Esto se debe a que el anime introduce escenas innecesarias o alarga las que ya tiene para no alcanzar el manga en el que se basa. Esta es una estrategia distinta a la que utilizaron series como Bleach o Naruto, las cuales decidieron ser más fieles al manga y crear capítulos de relleno cuando se acercaban peligrosamente al contenido original.

Eso tiene la ventaja de que One Piece tiene muy poco relleno en comparación con esas series, pero más de un capítulo que se siente extremadamente lento y, por ende, aburrido.

Yo te diría que, en promedio, la serie tiene capítulos de muy alta calidad, pero es innegable que de vez en cuando aparecen rachas que hacen muy difícil mantener el entusiasmo.

Si puedes superar esta debilidad, te felicito; ahora, lograrás embarcarte en una de las aventuras más increíbles y únicas que se han creado.

¡Y con eso llegamos al final! Ojalá te haya logrado convencer para que le des una oportunidad a esta increíble serie. Si te gustó este contenido y quieres leer otros parecidos, ¡asegúrate de suscribirte al newsletter del blog!

Publicado en Series

2 comentarios

  1. Alain Rivera

    Hola! Algo a notar es que ya hay películas recopilatorias que comprimen los arcos de los primeros 500 capítulos casi, y también está el proyecto hecho por fans llamado “one pace” en donde se dedicaron a recortar y quitar el relleno del anime, y han logrado que vaya sl mismo ritmo del manga, y recomendaría ver rn vez de el anime regular. Saludos!

  2. Anónimo

    buen blog, ya se que te lo he mencionado varias veces pero, te recomiendo ver re zero, tiene desde mi punto de vista, tiene una muy buena trama, buenos personajes, un buen protagonista , buenos villanos, etc, te recomiendo la web novel, ya que la novela ligera la debes comprar. el anime solo tiene dos temporadas, y la novela lleva hasta 7 arcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.