Menú Cerrar

Trama lineal: ¿qué es y cómo saber si te conviene?

trama lineal

Trama lineal: ¿qué es y cómo saber si te conviene?

Algo que rápidamente descubren los escritores novatos cuando empiezan, es que escribir historias es todavía más complejo de lo que imaginaban. Incluso una trama lineal, que se supone es la estructura más sencilla a priori, tiene su propia complejidad.

Por eso, en este artículo te quiero hablar a profundidad sobre este tema y ayudarte a que aprendas a manejar esta clase de historias.

Si te interesa, ¡no pares de leer!

¿Qué es una trama lineal?

Como el nombre lo sugiere, la trama lineal es un concepto que define a las historias cuyos acontecimientos se narran siguiendo un orden cronológico normal; es decir, que siempre avanza hacia adelante.

Las tramas lineales empiezan en el punto A y de forma lógica y natural progresan hasta llegar al punto B, C hasta Z. Esto hace que la audiencia pueda entender con mucha facilidad la trama y su evolución.

Es una estructura extremadamente común y, probablemente, la ideal para escritores novatos que apenas están aventurándose en el mundo de las letras.

¿Qué ventajas aporta la trama lineal y cuáles son sus desventajas?

La trama lineal, por su relativa simpleza, es capaz de ofrecer muchas ventajas como:

  • La experiencia de la audiencia es mucho más amena.
  • Todas las escenas siguen un orden lógico por lo que es más fácil conectarlas.
  • La progresión del arco de los personajes es más sencilla, ya que la estructura se basa en el principio de “acción y consecuencia”.
  • La revisión del borrador es exponencialmente más fácil porque no hay saltos de tiempo, lo cual también simplifica el refuerzo de símbolos temáticos.

Estas ventajas deben ser muy útiles para que entiendas qué clase de historias se benefician muchísimo de las tramas lineales.

Básicamente, estamos hablando de historias que tienen un enfoque relativamente estrecho; es decir, exploran principalmente a un solo personaje o a un solo conflicto a lo largo de la historia. Puede ser que haya personajes secundarios importantes y una que otra subtrama, pero el enfoque está muy claramente definido en el protagonista y su problema principal.

Por supuesto, esto también significa que existen historias que requieren una estructura mucho más compleja precisamente porque abarcan una narrativa más épica y vasta, llena de conflictos importantes y personajes secundarios que reciben casi tanta atención como el personaje principal.

Pero ¿por qué la trama lineal no suele tener tanto éxito aquí? Bueno, eso se debe a desventajas como:

  • La trama lineal hace muy difícil el cambio entre perspectivas por lo que dificulta la exploración de los personajes secundarios.
  • Las tramas más complejas suelen requerir interrupciones expositivas para establecer momentos del pasado y así ofrecer información contextual crucial para la historia; las tramas lineales no pueden incluir estos elementos, sino que deben construir el contexto en tiempo real.
  • La dificultad para incluir exposición también complica mucho el manejo de mundos fantásticos que son presentados con un macro conflicto ya iniciado (en las tramas lineales, se debe presentar el momento en el que el conflicto aparece).

Como escritor, te conviene entender estas ventajas y desventajas para asegurarte que esta estructura te favorece. ¡Piénsalo bien!

¿Cómo se construye?

Como dije antes, la trama lineal es la estructura más sencilla de manejar… pero aún así tiene su truco.

Para empezar, lo más importante aquí es entender que, si estás utilizando la trama lineal, es porque tu historia tiene un enfoque claro en su personaje principal y el arco que vive. Es decir, todos los elementos que dispersen la atención de la narrativa de forma significativa de ese enfoque, tienden a ser problemáticos.

Dicho de otra forma, a la hora de construir una historia con trama lineal, debes asegurarte que no te desvías de la línea central, por mucho que se te ocurran rutas narrativas interesantes y raras.

Con eso en mente, tendrá un poco más de idiosincrasia que te diga que la estructura de las tramas lineales es tan sencilla como: ve del presente hacia el futuro SIEMPRE.

Puedes incluir exposición por medio de diálogos e, incluso, a través del narrador para dar cierto contexto, pero la atención nunca se puede alejar de forma prolongada del protagonista.

¡Ese es el secreto de una buena trama lineal!

3 ejemplos de trama lineal

Si todavía te quedaron dudas de todo lo que comenté con anterioridad, lo cierto es que la mejor forma de resolverlas es leyendo historias muy bien construidas utilizando esta estructura.

¡Aquí te comparto tres de ellas!

1. Caperucita Roja – Hermanos Grimm

Aquí coloqué a Caperucita, pero lo cierto es que casi todos los cuentos infantiles se construyen con una trama lineal, precisamente porque necesitan ser muy enfocadas y breves.

Caperucita Roja es simplemente uno de los ejemplos más conocidos que tenemos de una trama lineal simple, pero bien elaborada.

2. Alicia en el País de las Maravillas – Lewis Carol

Si Caperucita Roja es un ejemplo de lo simple que pueden ser las tramas lineales, entonces Alicia en el País de las Maravillas es la demostración más clara de que, aún así, pueden albergar mucha profundidad.

Alicia en el País de las Maravillas es un espectacular alarde de imaginación y maestría simbólica que nos enseña que la verdadera sustancia de una historia no está presente en la forma rebuscada con la que arma su trama, sino en el valor narrativo que posee cada escena.

¡Por eso te la recomiendo!

3. La máscara (película)

Si estás más de humor para sentarte en el sofá a ver películas y pasar un rato agradable, entonces La Máscara puede ser una muy buena opción para que entiendas de qué va una trama lineal.

Esta película hace un gran trabajo a la hora de construir el conflicto del personaje principal en tiempo real, estableciendo sus fallas, miedos y deseos de una forma eficiente (y divertida).

Es un clásico del cine de humor que te deberías ver incluso si no te interesa tanto aprender sobre las tramas lineales.

¡Y con eso llegamos al final! Espero que este artículo te haya resultado interesante y hayas aprendido algo nuevo.

Si fue así y quieres seguir navegando el mundo de las letras, te recomiendo este artículo sobre los géneros literarios. ¡No te lo pierdas!

Publicado en Escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.