The Boys: interesante… pero débil

Seguramente no soy la única persona a la que le han recomendado mil veces The Boys, la serie de Amazon Prime que procura mostrar una versión más depravada y realista de lo que sería un mundo con superhéroes.

Siempre me han llamado la atención esta clase de deconstrucciones, y después de ver Invencible tenía muchas ganas de consumir más de este género.

Sin embargo, a pesar de que creo que The Boys tiene muchos elementos interesantes, me parece que termina quedándose corta.

Si te gustaría escuchar mi opinión sobre la historia para ver si será de tu agrado, ¡no pares de leer!

Nota: ¡este artículo tiene spoilers menores (muy menores) de la serie!

Sinopsis de The Boys

Esta serie presenta una sociedad en la que los superhéroes son identidades famosas con mucho poder social y económico a través de la empresa que los privatiza como productos: Vought.

Las personas adoran a estos héroes y los admiran de una forma similar a como hoy en día se celebra a Beyonce, Cristiano Ronaldo o Elon Musk. Sin embargo, dado que lo que les da su fama son las acciones heroicas, a estas celebridades se les considera pináculos de la moral.

Lamentablemente, The Boys nos recuerda que darle poder infinito a una persona, lejos de hacerla buena y altruista, lo más probable es que la corrompa y la convierta en un monstruo, donde lo único que importa son sus propios intereses egoístas.

Esto hace que los “súper” cometan toda clase de atrocidades que luego se esconden por medio de la influencia de Vought que actúa tras bambalinas ya sea sobornando a las víctimas o asesinando al que descubre demasiado.

Ahí es donde entra nuestro principal protagonista, Hughie, un muchacho tímido y débil que pierde repentina y brutalmente a su novia a manos de A-train, el equivalente a Flash de este universo.

Hughie está horrorizado por lo que sucedió, pero no solo por el evento en sí, sino por lo fácil que resultó para A-train actuar como si nada hubiera ocurrido. De hecho, ¡está claro que ni siquiera le importa!

Es en este contexto donde aparece un misterioso hombre, Billy Butcher, y le cuenta la verdad sobre los súpers, prometiéndole la posibilidad de venganza si se alía con él.

Y así empieza una cruzada épica de estos rebeldes contra un sistema corrupto y engañoso empoderado por los seres más capaces de la tierra.

¿La recomiendo?

the boys, The Boys: interesante… pero débil

Para ser honesto, no me considero fan de esta serie. La primera temporada me pareció decente, pero después de la segunda debo admitir que he perdido todo interés en continuar.

Me parece que a la serie la falta sustancia. Es muy buena para crear momentos impactantes y desarrollar una tensión creciente que te mantiene al filo del asiento, pero cuando la adrenalina se te baja y te das la tarea de pensar un poco, te das cuenta que casi todo era humo y espejos.

Hay muchas cosas rescatables, pero al final del día creo que estarías mejor viendo otras obras como Invencible, la serie de The Punisher y la película de Watchmen si estás buscando una subversión del género de superhéroes mucho mejor construida.

Vamos, ninguna de las que mencioné antes es perfecta, pero considero que son superiores a The Boys.

Nota: ten presente que esta es una serie con escenas muy pasadas de tono, especialmente en lo que se refiere a gore y violencia. Si tienes menos de 18 años, ¡definitivamente no es para ti!

Las características fuertes y débiles de The Boys

Sé que esa recomendación termino siendo bastante vaga y la verdad es que es difícil explicarlo todo sin caer en spoilers. Por eso, te diré exactamente donde pienso que están las características débiles y fuertes de la serie.

¡Aquí te van!

Débil: Muchos villanos caricaturescos

Especialmente en todo lo relacionado con Vought, es muy desesperante ver lo ridículo que se presentan a los villanos.

En una serie que intenta hacer alarde de su “realismo” se vuelve un poco ridículo ver cómo los villanos actúan como idiotas caricaturescos constantemente.

Estoy hablando de escenas donde una de las empleadas de “Relaciones Públicas” de Vought, va directamente con una persona claramente confundida por la inmoralidad de un evento y le dice que todo está perfecto porque ahora su popularidad “subió 20 puntos con la gente caucásica y 9 puntos con el sector religioso”.

Vamos, está bien que eso sea lo que le interese a este departamento de Vought, pero es extremadamente superficial presentarlo así. ¡Esta empresa está detrás del mayor fraude y escándalo sobre la faz de la tierra! Esperarías que fueran mejores en pretender que en realidad son buenas personas.

Y esto es solo un ejemplo. En general, la serie intenta con todas sus fuerzas que sus villanos sean la cosa más despreciable y corrupta que existe, activamente impidiendo toda clase de redención que le añada complejidad a su personaje.

La única excepción a esto es Homelander (el equivalente a Superman), pero es un paquete tan extraño este personaje que no estoy tan seguro de lo consistente que es… lo cual nos lleva al siguiente punto.

Débil: Construcción inconsistente de personajes

A diferencia de los villanos, The Boys hace un buen trabajo con sus personajes principales en la primera temporada, realmente permitiéndoles ser sujetos con fallas claras y tan propensos a la corrupción como los malos de la historia.

De hecho, la evolución del personaje de Hughie y la interacción de este con Butcher es, en mi opinión, lo mejor de la serie.

Sin embargo, en la segunda temporada todo se va al caño. Un twist particular en la historia de uno de estos personajes recontextualiza los símbolos de una forma dramática, pero los escritores no consideraron como esto afectaba sus motivaciones, y le permitieron continuar con las mismas sin que tuviera mucho sentido.

Los personajes parecen querer algo en una escena y luego ir completamente en contra de sí mismos en la siguiente. A veces se justifica, pero muchas veces no (incluso, a veces ni siquiera sabes qué es lo que busca el personaje).

Con los villanos, esta inconsistencia es más evidente, pero también está presente en el resto del elenco.

Muy débil: la construcción de mundo

Si tuviera que elegir el elemento más frustrante de la serie, optaría sin dudar por la construcción de mundo. The Boys tiene muchas (MUCHAS) deficiencias en este aspecto, utilizando como excusa la corrupción de las esferas de poder para introducir conveniencias narrativas.

De alguna forma, Vought, a pesar de que todo el mundo, incluyendo al gobierno de los Estados Unidos, quiere lo que tienen (control sobre los superhéroes), por alguna razón siempre puede salirse con la suya diciendo, “¡Wow! A pesar de la increíble cantidad de pruebas en mi contra, debo decir que no sabía nada sobre estos horribles crímenes hechos en mi nombre y financiados por mí”.

Las autoridades bajan la cabeza y dicen, “bueno, ni modo, lo intentamos”.

La dinámica de poder (que está en el centro del conflicto) está muy mal construida, actuando como si todos en el planeta fueran ciegos y estúpidos o peor, como si no tuvieran intereses egoístas propios.

Además, se nos muestra que estos superhéroes son amados y adorados por todos, pero prácticamente nunca los vemos hacer algo realmente heroico. ¡Los tipos actúan en películas sobre sí mismos y todo!

Si Vought realmente quisiera vender la idea de que estos superhéroes son una pieza fundamental de la sociedad, ¡haría lo posible para que el mundo creyera que se la viven resolviendo crímenes! ¡No los pondría en películas y en una entrevista televisiva tras otra!

Por lo menos creas la ilusión de que están, ya sabes, haciendo su trabajo.

Por ejemplo, te podrá gustar Beyonce o no, pero que la tipa sabe cantar y se ganó sus fans es incuestionable. En The Boys, pareciera que Vought presiona un botón y los superhéroes son instantáneamente amados sin realmente ganárselo.

Y bueno, aquí ya di muchos mini spoilers por lo que no voy a seguir hablando de más, pero quiero que sepas que todavía hay otros elementos que no mencioné.

Fuerte: Los personajes tienen mucha personalidad

Si algo se puede admirar de The Boys es que sabe cómo crear personajes entretenidos y carismáticos. Cada personaje en la serie llama la atención y se separa inmediatamente del resto por sus propios méritos.

Esto es particularmente cierto con Homelander, Billy Butcher y Stormfront, personajes que casi siempre que entran en escena consiguen robarse el show.

Los escritores han hecho un buen trabajo dándole una voz a cada personaje. Simplemente me hubiera gustado que su construcción estuviera a la altura de la caracterización.

Muy fuerte: Es muy buena generando tensión

Una de las mejores características de The Boys, es que coloca a los superhéroes como villanos y a los héroes como personas normales.

Esto hace que exista una diferencia tan drástica y descomunal entre un bando y otro, que el conflicto se apodere de una gran tensión constantemente, especialmente en enfrentamientos donde los personajes principales se ven frente a frente con un súper, que nunca falla en sentirse como una fuerza imparable e inmisericorde.

Si este tipo de inyecciones de adrenalina te gustan, es probable que no sea una mala idea para ti ver de The Boys.

En el medio: Procura ser honesta, pero le falta profundidad

Aunque considero que The Boys es una serie finalmente superficial, me gusta el hecho de que la historia procura no serlo, atacando problemas reales y relevantes de nuestros días con la mayor honestidad que puede.

Sin embargo, esa honestidad siempre termina quedándose corta por lo simplones que resultan muchos personajes y por eso no puedo realmente calificar esta característica como una fortaleza.

Débil: Se enfoca mucho en el shock factor

Quizás siguiendo el ejemplo de Game of Thrones, The Boys confunde muchas veces las escenas fuertes con contenido narrativo, lo cual crea muchas instancias donde la audiencia es expuesta a momentos que tienen cero relevancia en la historia y se podrían quitar sin que nada sucediera.

De nuevo, no puedo dar ejemplos específicos aquí sin spoilear la serie, pero créeme cuando te digo que no es extraño que veamos que a un sujeto le explota la cara sin que haya una justificación narrativa de por medio.

Especialmente en el final de la segunda temporada, te das cuenta que hay un enfoque exagerado en el shock factor, lo cual evita que el elemento tenga un valor sustancial y real.

¡Y con eso acabamos! Admito que critiqué muy duramente la serie, pero es que me frustra el desaprovechamiento de la inmensa cantidad de potencial que tiene.

Ya perdí la fe en ella, pero quizás tu la disfrutes más que yo. Si es así, ¡no olvides volver aquí a darme tu opinión! ¡Me encantaría escucharla!

One Reply to “The Boys: interesante… pero débil”

  1. Tienes usted toda la razón con lo que menciona, ahora me entero que no soy el único que ve tantas cosas tan tontas por así decirlo. Y solo empecé la segunda temporada apenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.